Cómo cambiar la correa de una lavadora

Escrito por jan goldfield | Traducido por ehow contributor

Las lavadoras son tan indispensables en el hogar estadounidense como lo es un refrigerador o un microondas y tal vez más. Tiramos la ropa, agregamos un poco de jabón y la máquina mágica nos la devuelve limpia unos treinta minutos más tarde. Un día que queremos lavar agregamos el jabón, giramos el mando, encendemos y no pasa nada. El agua entra pero la lavadora no funciona. Así que tenemos una máquina llena de ropa sucia, agua y un problema en alguna parte. Tal vez sea la correa que se ha roto.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un martillo
  • Una palanca corta
  • Una llave inglesa
  • Una correa nueva

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Aparta la lavadora de la pared para poder quitar la parte posterior. Es posible que necesites una persona que te ayude a moverla porque está llena de ropa y agua. Sería más fácil sacar la ropa mojada y ponerla en un cubo o un lavadero cercano y luego tratar de extraer el agua. Será una operación sucia, pero es más fácil a largo plazo.

  2. 2

    Quita la parte trasera de la lavadora. Utiliza destornilladores, una llave inglesa o llaves de cabeza hexagonal para extraer los tornillos o sujetadores. No olvides desconectar la lavadora de la toma de corriente. Si es una secadora a gas quita la manguera de la línea de gas y temporalmente tapa la salida de la pared asegurándote de que está perfectamente cerrada.

  3. 3

    Encuentra las correas. Son parecidas a las del ventilador de los automóviles o a las de las aspiradoras. Una dañada se detectará fácilmente. Se romperá completamente o se soltará de la polea por desgaste y así no girará el tambor de la lavadora.

  4. 4

    Afloja el tornillo del soporte del motor utilizando una llave inglesa o una pinza si hace falta. Desplaza el motor para aflojar la correa. Incluso si está rota debes mover el motor para poder instalar la nueva.

  5. 5

    Quita la correa vieja. Coloca una nueva pasándola por las poleas.

  6. 6

    Tensiona la correa usando el mango de un martillo o una barra de palanca corta para empujar el motor a su posición mientras aprietas el tornillo del soporte. Presiona el centro de la correa y deja 1/2 pulgada de holgura. Si está demasiado floja patinará sobre las poleas mientras que si está demasiado apretada se desgastará rápidamente y podría comenzar a humear o quemarse.

  7. 7

    Aprovecha para revisar y apretar los tornillos en todo el cubo de la polea ya que así puedes prevenir algún problema con las poleas que pueda surgir a futuro.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media