Cómo cepillarle el pelo a un San Bernardo

Escrito por ehow contributor | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cepillarle el pelo a un San Bernardo
El nombre San Bernardo viene del monasterio y la residencia de Suiza con los que se asocia a estos perros históricamente. (cynoclub/iStock/Getty Images)

El nombre San Bernardo viene del monasterio y la residencia de Suiza con los que se asocia a estos perros históricamente. La gente los conoce como los "perros especiales" de los monjes. Por suerte van equipados con un denso pelaje que los mantiene calientes en las montañas de Suiza. Estos encantadores pelajes blancos y dorados requieren algo de mantenimiento así que necesitas darle un cepillado completo a tu San Bernardo cada 8 a 10 semanas.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cepillo suave
  • Un cepillo con púas
  • Un peine de acero
  • Champú blanqueador
  • Algodón y/o toallitas para bebés

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo cepillar a un San Bernardo

  1. 1

    Peina y cepilla al perro dos veces a la semana con el cepillo suave, el cepillo de púas y el peine acero. Los San Bernardo tienen un pelaje suave y duro al mismo tiempo. En ambos casos hay una fina capa por debajo (más cuando es pelo duro) que produce montones de pelo lanoso suelto. Quita este pelo suelto con regularidad para evitar enredos dolorosos.

  2. 2

    Báñalo regularmente con champú blanco que hace las áreas claras del cabello aun más prístinas. Aclara bien el champú hasta que no quede nada en el pelo.

  3. 3

    Límpiale las orejas a tu San Bernardo con regularidad para evitar infecciones y para prevenir la formación de suciedad y basura. Utiliza las toallitas de bebés para una limpieza rápida de las orejas. Otra opción es una mezcla de vinagre y alcohol que se puede poner en la oreja. Masajea la oreja durante un rato y después límpiala
    con un trapito suave o un poco de algodón envuelto un tu dedo.

Consejos y advertencias

  • Aunque generalmente parece ser blanco y dorado a primera vista, el pelaje de un San Bernardo suele estar mezclado con rojo, caoba, atigrado y negro.
  • A pesar de su estatura imponente y enorme construcción muscular, los San Bernardo eran entrenados por los monjes para ser amables con la gente y con otros perros. Los San Bernardo solían guiar a los viajeros al monasterio. Esta es una de las razones por las que el temperamento de esta raza es tan amable.
  • Los San Bernardo tienden a engordar con facilidad. Aliméntalos con bastantes porciones pequeñas al día en vez de una grande.
  • Son susceptibles al síndrome de "wobbler", problemas de corazón, problemas en la piel, displasia en la cadera y ectropion, que es un pliegue hacia fuera del borde del párpado, normalmente del inferior. Los estómagos doblados también pueden ser un problema, así que préstales atención.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles