Cómo Hacer Cojines para Atar a una Silla Mecedora

Escrito por brynne chandler | Traducido por mariana van der groef
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo Hacer Cojines para Atar a una Silla Mecedora
Has un cojín para atar a tu silla mecedora (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Una silla mecedora es una adición cómoda para cualquier habitación -- siempre y cuando no tenga un duro asiento de madera. No hay de qué preocuparse. Si tienes una mecedora de mimbre, madera o incluso de plástico con un asiento rígido, esto tiene una simple solución. Las almohadillas para sillas mecedoras son fáciles de hacer y de limpiar y los materiales no son caros. Haz algunos almohadones con telas de temporada e instantáneamente puedes cambiar tu decoración durante todo el año con nuevos almohadones para tu silla mecedora.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Papel de periódico o papel de estraza
  • Tela
  • Tijeras
  • Plancha
  • Máquina de Coser
  • Aguja
  • Hijo
  • Alfileres
  • Plancha
  • Cinta gruesa
  • Relleno de fibra de poliéster

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Pasos a seguir

  1. 1

    Mide el ancho y el largo del asiento de tu silla mecedora. También puedes poner el papel periódico o de estraza sobre el asiento y calcarlo. Agrega dos pulgadas (5 cm) a cada medición, o alrededor de la parte exterior del calco. Dobla la tela para que los lados marcados queden del lado de adentro. Corta la forma, más las dos pulgadas.(5 cm)

  2. 2

    Corta tres tiras de tela de 8 pulgadas (20.32 cm) de ancho para los pliegues del frente y de los lados del cojín. Deben tener la misma longitud que el frente y los lados del cojín, más la mitad de la longitud. Por ejemplo, si el frente de tu silla mecedora tiene 18 pulgadas de largo, corta una tira de tela que tenga 27 pulgadas (18+9) de largo. Si los lados de la silla mecedora tienen 10 pulgadas, haz que las dos tiras de los lados tengan 15 pulgadas cada una.

  3. 3

    Dobla tus tiras de tela de 8 pulgadas (20.32 cm) de ancho a la mitad, el lado derecho con el lado derecho. Presiona con la plancha hasta que queden planos. Cóselos por los lados más cortos para cerrarlos. Dales vuelta y presiónalos.

  4. 4

    Cose a mano una línea con punto hilván a lo largo del lado más largo abierto de una de tus tiras de tela, anclando el hilo en uno de los extremos sólo con un nudo. Desliza suavemente la tela por los puntos hacia el nudo, hasta que se una formando un volado. Repite en las otras dos tiras.

  5. 5

    Apoya una de las piezas de la tela de tu asiento en una superficie plana, con el lado impreso hacia arriba. Pon los volados reunidos sobre el frente y los costados, con los lados hilvanados que coincidan con los bordes y el pliegue hacia el centro de la tela. Juega con la unión hasta que los volados se ajusten de manera uniforme a lo largo del frente y los lados de la tela de la silla. Utiliza alfileres para sujetar los volados en su lugar.

  6. 6

    Corta la cinta gruesa en cuatro piezas de 12 pulgadas (30.48 cm) cada una y dóblalas a la mitad. Asegura los extremos doblados a cada una de las esquinas de la tela del cojín con alfileres. Cerciórate de que los flecos se queden dentro de la tela, no fuera.

  7. 7

    Apoya la otra pieza de tela de la silla boca abajo sobre la primera pieza, los volados y las cintas. Has que coincidan los bordes. Ponle alfileres para sujetar todo en su lugar.

  8. 8

    Has una costura doble en los bordes de los lados y el frente de tu tela sujeta con alfileres, asegurándote de que los extremos internos de los volados y las cintas no se atasquen en la aguja.

  9. 9

    Da vuelta a la tela de adentro hacia afuera. Deberías tener una funda de cojín con volados en tres lados y cintas en las cuatro esquinas. Rellénala con el relleno de fibra de poliéster. Dobla el borde abierto hacia abajo tanto como quieras y cóselo para cerrarlo. Como es la parte trasera de tu cojín y no será visible como sí lo serán los otros tres lados, está bien que no utilices una puntada invisible.

  10. 10

    Asegura el cojín a la silla mecedora utilizando las cintas para atarlo.

Consejos y advertencias

  • Has una doble puntada en las esquinas donde están las cintas para atar el cojín, para reforzarlas.
  • Asegúrate que has removido cada uno de los alfileres antes de sentarte en el cojín.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles