Cómo confeccionar un velo de dos capas

Escrito por k.c. morgan | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo confeccionar un velo de dos capas
No es difícil confeccionar velos de novia en casa. (NA/AbleStock.com/Getty Images)

Los velos de dos capas no son más difíciles de hacer que los de una capa, pero requieren el doble de material. Los velos de novia y los velos de uso diario son costosos en las tiendas de ropa, pero puedes crear el mismo en casa por menos de la mitad de precio. Todo lo que necesitas son los materiales correctos, las herramientas apropiadas y algunas horas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 65 a 220 pulgadas (1,65 a 5,59 m) de tul blanco
  • Una tijera
  • Un cúter rotatorio
  • Un peine de plástico, alambre o madera de 4 pulgadas (10 cm)
  • Hilo blanco
  • 1 aguja de coser tamaño estándar
  • 1 aguja de coser tamaño grande
  • 1 pie (30,5 cm) de cinta blanca de 1/8 pulgadas (3 mm)
  • Una pistola encoladora (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Decide el largo del velo. Los que llegan a la cintura miden alrededor de 30 pulgadas (76 cm) de largo, los que llegan a la punta de los dedos miden 40 pulgadas (1 m) de largo, los que llegan al piso miden 60 a 72 pulgadas (1,52 a 1,83 m) de largo y los que se extienden por el suelo detrás de la novia miden 108 pulgadas (2,74 m) de largo o más.

  2. 2

    Corta entre 65 a 220 pulgadas (1,65 a 5,59 m) de tul blanco, dependiendo del tamaño de velo que elijas. Para calcular cuánto cortar, luego de determinar el velo que quieres multiplica el largo por dos y suma 5 a 10 pulgadas (12 a 25 cm) extra por cualquier inconveniente.

  3. 3

    Dobla el material en dos partes iguales, en forma horizontal, juntando los lados para asegurarte de que queden perfectamente alineados.

  4. 4

    Dobla el material una vez más a lo largo. Alinea todas las esquinas de manera uniforme.

  5. 5

    Corta las esquinas con una línea redondeada utilizando tijeras o un cúter rotatorio, para crear un arco perfecto. Otra opción es utilizar un plato u otro utensilio para marcar una curva perfecta.

  6. 6

    Desdobla el pliegue que hiciste a lo largo y coloca el material sobre una superficie de trabajo plana y limpia. El material debe permanecer plegado en forma horizontal.

  7. 7

    Tira de la capa de abajo unas 2 o 3 pulgadas (5 o 7 cm) si quieres que la capa de arriba sea un poco más corta; algunos velos de dos capas están hechos de esta manera. Juega con el largo de las capas hasta que estés satisfecha y sostén el velo arriba de tu cabeza para asegurarte de que el largo sea el correcto antes de continuar. Cuando hayas finalizado este paso, vuelve a colocar el velo en la superficie plana.

  8. 8

    Coloca libros pesados en la mitad inferior del velo para evitar que el tul se resbale o se deslice mientras trabajas.

  9. 9

    Enhebra una aguja con aproximadamente 6 pulgadas (15 cm) de hilo blanco, o 12 pulgadas (30 cm) si decides aplicar puntadas dobles.

  10. 10

    Cose una línea de puntadas a lo largo del pliegue de la tela con hilo blanco, desde la mitad hacia abajo. Con cada puntada, realiza un pequeño doblez en la tela para lograr una puntada en aumento, y el ancho de la tela se volverá más angosto. Para el momento en que hayas cosido la última puntada, el borde debería tener aproximadamente 4 pulgadas (10 cm) para adaptarse al peine.

  11. 11

    Corta el hilo con tijeras, haz un nudo cerca de la tela y corta el excedente. Vuelve a enhebrar la aguja con aproximadamente 6 pulgadas (15 cm) de hilo blanco.

  12. 12

    Coloca el borde cosido del tul sobre el peine, de manera tal que los dientes miren hacia abajo y hacia el lado opuesto de la tela (no contra ésta). Alinea el borde de arriba con el borde superior del peine.

  13. 13

    Cose a través y alrededor de los dientes del peine para unirlo al velo, dando puntadas tan cerca del borde superior del peine como sea posible. Corta el hilo, haz un nudo, y corta el exceso cuando el velo se encuentre bien sujeto al peine.

  14. 14

    Cose 1 pie (30,5 cm) de cinta blanca de 1/8 pulgadas (3 mm) con una aguja de coser grande; no la dobles en dos.

  15. 15

    Cose sobre el extremo superior del peine para esconder las puntadas. Luego de haber cubierto toda la superficie, da la vuelta y cose a través del peine en la otra dirección para crear un borde acabado. Corta la cinta y utiliza una pistola encoladora para asegurar el borde de la cinta o cósela al peine con el hilo blanco.

  16. 16

    Coloca el velo en tu cabeza insertando los dientes del peine en el cabello.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles