Cómo construir una cerca de alambre tejido

Escrito por edwin thomas | Traducido por azul benito
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir una cerca de alambre tejido
La malla de alambre necesita estar bajo tensión para ser efectiva. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Construir una cerca de alambre tejido para un campo o prado tiene ciertas ventajas. Cuando se coloca bajo tensión, la cerca de alambre tejido provee una barrera que hasta un animal que salte encontrará difícil de cruzar. Al mismo tiempo, el alambre tejido no posee ninguno de los riesgos de heridas a los animales encerrados que poseen los alambres de púa. De todas maneras, la necesidad de agregar la malla de alambre a una cerca bajo tensión implicará seguir unos pocos pasos con los que incluso un experimentado constructor de cerca podría no estar familiarizado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una rueda de medición
  • Estacas
  • Un martillo
  • Un rollo de cordel
  • Un azadón
  • Un perforador de suelo
  • Una pala
  • Arena
  • Mezcla de hormigón de rápida adhesión
  • Un balde
  • Una cuchilla para alambres
  • Grapas para cerca
  • Un separador para cercas
  • Un torno
  • Asistente
  • Guantes de trabajo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Camina a lo largo de la línea propuesta para la cerca con una rueda de medición y coloca estacas en el suelo en intervalos de 16 pies (4,8 m) para marcar el lugar donde se van a cavar los hoyos de los postes. Ata una cuerda a cada estaca y crea una línea tensa. Luego, usa esta línea para verificar que la línea de tu cerca esté derecha. Mueve las estacas que estén desalineadas.

  2. 2

    Divide la altura de un poste común de cercas por 3 y luego súmale 4 pulgadas (10 cm) para determinar la profundidad del hoyo. Esto significa que para el típico poste de 8 pies de altura (2,4 m), la profundidad del hoyo debe ser de 3 pies (0,9 m). Multiplica el ancho del poste común por 2 para determinar qué tan anchos deben ser los hoyos.

  3. 3

    Cava los hoyos de los postes utilizando las medidas del paso 2, un azadón, perforador de suelo y una pala. Haz el hoyo lo más cilíndrico posible.

  4. 4

    Llena el fondo de cada hoyo con 4 pulgadas de arena (10 cm).

  5. 5

    Coloca los postes. Ubica un poste en un hoyo, amarra un nivel de poste y ajusta la posición del poste para mantenerlo recto. Mientras un asistente sostiene el poste en su posición, mezcla el hormigón de rápida adhesión en un balde y vértelo dentro del hoyo. Llénalo hasta 1 o 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de la parte superior del hoyo. Espera 10 a 20 minutos para que se fije el hormigón y luego pasa al siguiente hoyo. Repite este paso para todos los postes restantes.

  6. 6

    Espera dos o tres días para que el hormigón se fije. Llena el resto de los hoyos con sobrantes de tierra.

  7. 7

    Sujeta el alambre tejido a los postes de las esquinas. Corta los alambres verticales con una cuchilla para alambres del primer pie de la malla (30 cm), dejando solamente los alambres horizontales. Coloca la parte de la cerca donde empieza la malla completa sobre los postes de las esquinas, enrolla los alambres sueltos alrededor de los postes y vuelve a unirlos a la malla. Coloca cuatro grapas para cerca con el martillo para sujetar aún más la malla al poste.

  8. 8

    Desenrolla la malla sobre la línea de la cerca.

  9. 9

    Une los ganchos del separador para cercas a la malla cuando hayas alcanzado el extremo de la malla o el extremo de la línea de la cerca. Engancha el separador para cercas al torno y encadénalo a un punto de anclaje.

  10. 10

    Arranca el torno para agregarle tensión a la cerca. La mayoría de los rollos de malla de cerca tienen una hendidura curva en algunas de los alambres horizontales para probar la tensión. Cuando a esta hendidura le quedan solamente 0,25 pulgadas (0,6 cm) de elasticidad, la malla tiene la tensión adecuada.

  11. 11

    Sujeta la malla a cada poste de la cerca a lo largo de su longitud con un martillo y grapas para cerca, utilizando cuatro grapas para cada poste.

  12. 12

    Amarra la malla cortando los cables verticales del extremo de la malla tal como has hecho en el paso 7 para sujetar la malla, excepto que esta vez tienes que cortar solamente los alambres que estén por arriba y por debajo del área enganchada por el separador de cercas. Dobla esos cables horizontales sueltos nuevamente alrededor del poste y átalos. Luego, engrapa la malla. Destraba el torno, suelta la tensión y luego termina de cortar los cables y atar este extremo de la malla.

Consejos y advertencias

  • Si te quedas sin malla antes de terminar la cerca, cualquier poste puede servir de ancla para el separador. Si necesitas establecer un ancla fuera de la línea de la cerca, utiliza un árbol ubicado convenientemente o estaciona un camión para que funcione como ancla. Instala un poste extra como último recurso, ya que luego tendrás que retirar el poste y su tapón de hormigón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles