Lifestyle

Cómo criar a un gato

Escrito por ehow contributor | Traducido por ehow contributor

Durante muchos siglos los gatos han sido tratados como mascotas. Pero en otros tiempos, se los dejaba vivir según sus instintos naturales. A medida que la civilización comenzó a entender la belleza y los matices terapéuticos del gato, se volvieron más y más miembros interiores de la familia. Criar a un gato puede ser una experiencia entretenida, gratificante y, a veces, angustiosa.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un collar
  • Algunas etiquetas
  • Un controlador de pulgas
  • Una caja para gatos
  • Un cepillo
  • Un rascador o elementos similares para rascar
  • Algunos juguetes
  • Comida para gatos
  • Una litera para gatos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    ¿Cuánto trabajo quieres tener? Por una cuestión de consistencia, te referirás al gato como ''''él'''', pero representará a ''''todos''''. Recuerda que es sólo un bebé. Según los expertos, un gato ya maduro tiene la edad mental y la capacidad de aprendizaje de un niño de tres años. Por lo tanto, no importa la edad de tu gato; criarlo es como criar a un niño y vivir con ese niño de tres años durante toda su vida.

  2. 2

    Recuerda que él te necesita. Antes de llevar un gatito a tu casa, hay algunas cosas que debes considerar. Con toda probabilidad, has elegido a tu gatito entre una camada. Está acostumbrado a tener hermanos y hermanas a quienes abrazar, con quienes jugar, comer, dormir y reunirse para calentarse. Está acostumbrado a la seguridad de los otros gatitos y su madre. Cuando lo lleves a tu casa, te buscará a ti para llenar ese vacío. Debes estar preparado para tener un compañero de cama que dormirá en los lugares más incómodos; por ejemplo: tu cabeza, tórax, tu brazo, el recodo de tus piernas, limitando así tus movimientos mientras duermes y ocasionalmente despertándote con un grito de terror porque sin darte cuenta te diste la vuelta en la cama sobre él. Mientras es pequeño, te seguirá, igual que seguía a su madre, y esperará que le prestes total atención. Ignorarlo puede resultar a veces en la formación de hábitos no muy agradables. Dejarlo solo por algún tiempo, aún por tu trabajo, también puede hacer que esos hábitos malos se materialicen: dejar pequeñas sorpresas sobre la alfombra, arrancar de raíz las plantas del hogar, hacer pedazos algunos objetos frágiles y los estragos generales en toda la casa. A los gatos pequeños y adultos no les gustan los ruidos repentinos, fuertes y agudos. Es una buena idea avisar a tus hijos y a tus amigos si tienen hijos que ahora tienes un gatito en tu casa. A los niños les fascinan los gatos y querrán invariablemente jugar con el tuyo. Sus garras y sus dientes se sienten muy parecidos a los pinchazos de una aguja. Entonces, hazle saber a los niños que es mejor dejar al gatito tranquilo hasta que se acostumbre a ellos. Y asegúrate de que entiendan que nunca deben arrinconar a un gato, cualquiera sea, no importa su tamaño. Los extraños sólo deberán preocuparse por si el gato los acepta o no. La persona que menos quiera tener algo que ver con él, por supuesto, será con quien se sienta más atraído. Cualquiera que quiera acariciarlo o mostrarle atención, salvo que el gato lo conozca, será completamente ignorado.

  3. 3

    Salud. Antes de traer el gatito a tu casa, debes estar preparado. Necesitarás una caja para el bañito, arenilla absorbente (también conocida como piedras sanitarias), un plato para la comida y otro para el agua. Puedes comprar una cama, pero lo más probable es que no la use; seguramente él va a dormir contigo o con algún otro miembro de la familia. Rascadores y torres para gatos pueden entretenerlo bastante: un sitio alto donde pueda ver su territorio, un lugar seguro para esconderse y, si tienes suerte, un lugar donde afilar sus garras. No importa cuánto lo intentes, seguramente preferirá tus muebles. Coloca sus platos de comida y agua en un lugar apartado lejos del tránsito general de la casa y otros animales. Si hay mucha actividad cuando come, puede distraerse. Si su lugar de comida está cerca de otros animales, prepárate para escuchar siseos, escupidas, gruñidos y las peleas ocasionales por el territorio. Su bañito también deberá estar en un lugar retirado. El mejor lugar es un lavatorio o algún cuarto en desuso, si hay; si no, el baño es un buen lugar, si es lo suficientemente grande para que se acomoden él y tú. Si tienes un solo gato, una buena opción es un bañito que se pueda limpiar simplemente con una palita; es más fácil la limpieza usando una pala en forma de bol en vez de una plana. Si hay un gato o dos, una litera en la que sea fácil limpiar con pala funcionará muy bien, aunque es más costosa. Será suficiente limpiar la litera una vez al día o cada dos días. Sin embargo, si hay más de uno o dos gatos, lo mejor sería tener más de una litera y usar la arenilla más barata, aunque necesitarás limpiar el bañito al menos una vez al día para que no genere olor, bacterias y plagas como moscas y mosquitos. Ten a mano algún suministro médico, incluyendo un libro sobre el cuidado de los gatos, alcohol, agua oxigenada, antiparasitarios, bolitas de algodón, bandas de gasa y penicilina (líquida o en comprimidos). Si utilizas los comprimidos, querrás seguramente tener jeringas para administrar las dosis. Ten en cuenta que algunos gatos no querrán recibir sus dosis. Dale comprimidos; usando tus dedos pulgar e índice de tu mano izquierda, presiona suavemente los costados de la boca del gato y, con tu mano derecha, inserta la pastilla cerca del fondo de la garganta. Masajea suavemente su cuello mientras mantienes su boca cerrada, para evitar que la escupa, hasta que trague. La mayoría de los gatos tragarán la pastilla. Sin embargo, dependiendo del carácter del gato, puede que mantenga la pastilla en su boca hasta que lo sueltes y luego escupirla; o quizás, después de tragarla, vomitará para escupir el comprimido.

  4. 4

    Madurez. Los gatos maduran a los 6 meses. En ese momento deberás estar preparado para un viaje inevitable al veterinario. Contrariamente a la creencia popular, los gatos no procrean por placer sino por el instinto de conservación de la especie. El problema es que la especie no está en peligro de extinción. La cantidad de gatos no deseados son miles. Muchos mueren durante sus primeros 2 años de vida en las rutas, por hambre o siendo presa de otros animales. Esterilizar y castrar a tu gato es la mejor manera de evitar la superpoblación en los refugios existentes. Simplemente no hay suficientes refugios y organizaciones de rescate para cuidar a los gatos abandonados. Los gatos salvajes pueden ser atrapados, esterilizados o castrados y luego liberados, como una mejor forma de tratar el problema en vez de envenenarlos o dispararles. Castrar a tu gato alargará su esperanza de vida. No deambulará tanto y por lo tanto no estará huyendo ni terminará en las rutas o siendo presa de otros animales. No tendrá el deseo de procrear, lo que hará que se quede más tiempo en casa y haya menos probabilidades de que entre en una pelea. No orinará marcando territorio, lo que mantendrá a tu casa libre de olores. En resumen, vivirá una vida más larga y saludable.

  5. 5

    Pulgas. Un problema universal de las mascotas es combatir las pulgas y otros parásitos. Hay muchos productos comerciales disponibles en el mercado para combatirlos. El mejor consejo, sin importar el producto que decidas utilizar, es realizar una prueba en una pequeña zona de la piel de tu gato. Algunos son muy sensibles a los químicos usados en los productos comerciales. Si él presenta alguna reacción adversa, limpia inmediatamente la zona con agua tibia y jabón; si hay una reacción más fuerte, como vómitos y letargo, inmediatamente llévalo al veterinario. Recuerda mantener también su ambiente libre de parásitos o no importará cuán prevenido seas con tu mascota, porque no estará libre de ellos y tampoco tú. Utiliza medidas preventivas con tus alfombras, asegurándote de leer todas las precauciones que hay que tener para mantener seguro a tu gato; pasa la aspiradora y luego tira la bolsa. Limpia sus orejas y controla si hay señales de criaturas en ellas. Hay medicamentos disponibles en las tiendas de mascotas y en las veterinarias para solucionar ese problema.

Consejos y advertencias

  • Todo es amor. Una vez más, lo más importante que debes tener en cuenta sobre tu gato es que él te necesita. Ten paciencia. Enséñale el significado de la palabra "no" a edad temprana y dale toda la atención que demande. Los gatos son criaturas independientes, por lo que algunos demandarán atención con sus propias condiciones. Deja que tu gato sepa que estarás ahí para él. Dale seguridad, amor, afecto y tu relación con él durará mucho tiempo y será muy gratificante para los dos.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media