DESCUBRIR
×

Cómo entrenar a tu perro para que no se escape

Actualizado 17 abril, 2017

Los perros son animales curiosos por naturaleza y cuando tienen la oportunidad de salir a explorar, no la desaprovechan. Si tu perro tiende a escaparse, puedes sentirte frustrado por la falta de control que tienes sobre tu mascota. Medidas preventivas, como cercas electrificadas, son generalmente efectivas para este problema, pero una mejor solución es entrenar a tu perro para que no se escape.

Instrucciones

  1. Limita la cantidad de tiempo que tu perro pasa en el jardín. En vez de dejarlo jugar solo por horas en un área con cercas, llévalo a pasear y déjalo salir sólo para que haga sus necesidades. Esto le mostrará que el jardín no es sólo para jugar sino también para hacer sus cosas.

  2. Llama a tu perro para que se dirija a la puerta en cuanto haya terminado de hacer sus necesidades.

  3. Practica abriendo la puerta de tu patio repetidamente y ordenándole a tu perro que se quede dentro del patio. Esto le enseñará que una puerta abierta no es una invitación a correr libremente. Hazlo varias veces por semana hasta que no intente escapar.

  4. Repite el paso 3 con la puerta principal de tu casa. Muchos perros tratarán de escapar entre las piernas de su dueño tan pronto como se abra la puerta. Entrena a tu perro para que no salga de la casa a menos que se lo pidan.

  5. Incúlcale obediencia ante órdenes importantes como "siéntate" y "quieto". Practica estas órdenes tanto dentro como fuera de tu casa.

  6. Premia a tu perro por quedarse quieto cuando las puertas estén abiertas y por permanecer a tu lado cuando esté al aire libre sin la correa.

Consejos

  • Ejercita a tu perro al menos una vez por día. Algunos perros se escapan porque quieren estirar sus patas y explorar.
  • Compra un colgante con identificación para tu perro por si se escapa. También puedes hacer que la veterinaria le inserte un chip para identificarlo.
  • Mantén a tu perro con una correa hasta que lo hayas entrenado para que no se escape.