DESCUBRIR
×

Cómo hacer que tu flequillo sea naturalmente liso

Actualizado 21 febrero, 2017

El flequillo es una sencilla manera de darle un toque de vida a los peinados de cada día y puede destacar los ángulos de tu cara. Sin embargo, el flequillo despuntado o liso puede ser difícil de mantener, especialmente si tienes un pelo naturalmente rizado u ondulado. Usando una plancha para alisar es una manera segura de estirar tu flequillo, pero el sobreuso puede producir una apariencia poco natural y demasiado lisa. Hay algunas alternativas de métodos de peinado que puedes probar para hacer que tu flequillo se vea pulido y recto, pero al mismo tiempo natural.

Instrucciones

(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)
  1. Lava tu pelo con champú y acondicionador como lo harías normalmente. Sécalo con toalla y deshazte del exceso de agua.

  2. Recoge el resto del pelo, dejando libre sólo el flequillo. Puedes secar y peinar el resto de tu pelo luego de alisar el flequillo.

  3. Rocía tu flequillo ligeramente con un desenredante. Asegúrate de mantener los productos lejos de tus ojos, cubriéndolos con una mano. Peina el desenredante a través de tu flequillo hasta que todos los nudos se hayan ido. El desenredante mantiene el flequillo manejable, especialmente si tienes pelo ondulado.

  4. Seca tu flequillo a temperatura media, comenzando desde la raíz y siguiendo hasta las puntas. Apunta el secador hacia abajo en un ángulo. A medida que secas, peina tu pelo recto hacia abajo con un cepillo redondo para darle brillo y suavidad. Para un volumen natural, alterna entre peinar recto hacia abajo y ligeramente enrollar el cepillo bajo tu flequillo. Secar tu flequillo con el secador en lugar de secarlo al aire te permitirá más control sobre el proceso de alisamiento.

  5. Pasa la cantidad de una moneda de 10 centavos de suero para el brillo por tu flequillo luego de secarlo y así añadirás brillo y suavidad.

  6. Rocía una laca de agarre medio sobre tu flequillo para mantener el estilo liso, especialmente en días cálidos y húmedos.

  7. Usa una plancha para alisar de vez en cuando si es que necesitas retoques o tienes una fibra capilar difícil de domar. Si decides usar un alisador, haz que la apariencia se vea natural, deslizando la plancha por algunas secciones rápida y suavemente. Evita sobre alisar el pelo, lo que puede generar enrizamiento, daños y que el flequillo se vea muy despuntado.

Necesitarás

  • Un gran broche para el pelo
  • Un producto para desenredar
  • Un peine
  • Un secador de pelo
  • Un cepillo redondo
  • Un suero para el brillo
  • Un fijador en laca de agarre medio
  • Una plancha para alisar