DESCUBRIR
×

Ideas para crear un maquillaje de Halloween de miedo

Introducción

Halloween tiene como ingrediente principal los disfraces de terror. Los maquillajes son un elemento imprescindible en la elaboración del personaje que se interpreta (un vampiro, un zombi, un fantasma, etc.). Puedes darle mayor realismo si sabes cómo utilizar correctamente las texturas y colores en tu piel para crear un "disfraz de miedo".

Sangre falsa

Uno de los elementos más aterradores que puede incluirse en un maquillaje es la sangre falsa. Puede acompañar tanto disfraces de zombi, de vampiro o una herida falsa de algún personaje sanguinario y terrorífico. Para hacerlo, debes mezclar 200 gramos de glucosa con un poco de colorante rojo y una pizca de verde oscuro para darle más aspecto realista. Se mezcla continuamente hasta crear una solución uniforme del color de la sangre.

Heridas falsas

Otro elemento de miedo son las heridas, que normalmente son para disfraces de zombis, muertos vivientes y similares. Para hacer heridas falsas debes tener una gasa, un poco de pintura vegetal roja y látex líquido. Primero disuelve la pintura vegetal con un poco de agua, luego pégate el pedazo de gasa con el látex en la piel y espera a que seque. Finalmente, pinta completamente la gasa con la pintura vegetal. Cuando seque la pintura puedes darle más realismo poniendo gel para el cabello en la "herida", así como agregar sangre falsa.

Quemaduras

Para hacer quemaduras debes tener un gel o gelatina, polvo translúcido, polvo color piel y una base oscura. Reparte el gel por toda tu cara de manera desproporcionada a irregular. Luego, cuando se seque y endurezca el gel, agrega el polvo translúcido para poder maquillar sobre él. Pinta con la base oscura los espacios sin gel, remarcándolos con cuidado. Finalmente, agrega polvo color piel en toda la cara.

Ojos

Los ojos son muy importantes a la hora de construir tu personaje. De los ojos y la mirada depende la actitud y personalidad del personaje al que representarás. Para dar un toque tenebroso, es frecuente pintar los ojos con muchas sombras negras, ya que de esta manera se crean ojeras y también se hunden los ojos, dando un aspecto tenebroso.

Dientes y colmillos

Es recurrente utilizar dentaduras postizas con grandes colmillos, tanto para disfraces de hombres lobo, vampiros, bestias, etc. Son un accesorio fácil de usar, ya que sólo se coloca encima de nuestra propia dentadura. Asimismo, se puede intervenir tanto esta dentadura como la propia, pintando con pintura vegetal negra para hacer huecos falsos, y también colocando un poco de papel aluminio encima de algunos dientes para dar la impresión de dientes de oro o plata.

El envejecimiento

Para dar el aspecto de envejecimiento primero debes aplicar una delgada capa de base clara al rostro. Enseguida, con sombra marrón, marca la zona de las ojeras, los párpados, la nariz, el mentón, los labios y las sienes. Luego, con un pincel delgado marca los pliegues y arrugas de la piel (ojos, boca, frente). Después de ello aplica una capa de látex a todo el rostro, cuidando de tener estirada la piel a la hora de la aplicación. Cuando el látex haya secado aplica polvo translúcido. Finalmente, pinta las cejas y pestañas con pintura blanca.

Verrugas

Para hacer verrugas falsas moldea un poco de cera en forma de bola. Luego, pégala con látex a la parte (o las partes) de la piel que desees que tengan la imperfección. Dale la forma con un material punzante y píntala con pintura marrón. Se puede, adicionalmente, agregar un cabello para dar mayor realismo.

Maquillaje de vampiro

Para el maquillaje de vampiro debes saber jugar con los ojos, la piel y los labios. En el primer caso, los ojos deben estar maquillados con sombras negras para dar profundidad a la mirada. Asimismo, la piel debe ser lo más pálida posible, así que se le aplicará una base muy clara a la piel. Finalmente, los labios se pintan de un color muy oscuro y, si es posible, se agrega un poco de sangre falsa sobre ellos.

Maquillaje de calavera

Con un pincel y pintura blanca dibuja y delinea el contorno de la calavera alrededor de tu rostro, así como los huecos de los ojos. Luego pinta de blanco todo lo de adentro de la silueta excepto los huecos y la base de la nariz. Seguidamente delinea el contorno de la calavera con pintura negra y pinta el resto, incluyendo los huecos de los ojos y la base de la nariz. Adicionalmente, puedes dibujar una línea en toda la boca y el rostro, y hacer rayas verticales que simulen los dientes.

Tatuajes falsos

Haz un diseño dibujado con lápiz de tatuajes en una hoja de papel de copia o calcar. Luego aplica desodorante a la piel y presiona el papel para que el dibujo se traspase a la piel. Delinea los bordes con marcador indeleble negro y pinta con marcadores indelebles de colores.