Hogar

Cómo instalar pisos de baldosas cerámicas de exterior

Escrito por sharon sweeny | Traducido por mar bradshaw
Cómo instalar pisos de baldosas cerámicas de exterior

Hay muchas variedades, colores y modelos de baldosas de exterior y puedes instalarlas tú mismo.

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Las baldosas cerámicas pueden darle a la entrada de tu casa o a tu patio un estilo sofisticado y lujoso. Hay muchas variedades, colores y modelos de baldosas cerámicas, incluyendo algunas hechas especialmente para exteriores. Puedes instalarlas tú mismo, es como instalar baldosas de interior. Sólo necesitas estar seguro de que tus baldosas, tu cemento y tu masilla están formulados para exterior y debes aplicar una membrana de base sobre el concreto donde colocarás las baldosas. Esta membrana ayuda a evitar que las baldosas se rajen a causa del clima fío. Aún si vives en un lugar donde los inviernos son intensos, puedes tener un piso de baldosas cerámicas de exterior si sigues los pasos de esta guía.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Baldosas cerámicas para exterior
  • Cemento fino multi-flex para exterior
  • Membrana de base
  • Masilla formulada para exterior
  • Paletas
  • Esponjas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige baldosas aprobadas para instalación en exterior. Tus baldosas deberían estar entre la clase 4 y la clase 5 de PEI del rango del Instituto de la Porcelana y el Esmalte. Las baldosas dentro de este rango son lo suficientemente fuertes como para soportar el frío y el deshielo y tienen menos posibilidades de rajarse que las de clases PEI menores. Elige baldosas que tengan una superficie áspera. Las baldosas mojadas son muy resbalosas. Una baldosa con superficie áspera es menos resbaladiza, y por lo tanto más segura.

  2. 2

    Limpia la base de concreto. Limpia cuidadosamente la losa de concreto sobre la cual instalarás las baldosas cerámicas. Remueve cualquier pequeño grano de arena, suciedad, pintura, grasa y todo lo que pueda interferir con la membrana subyacente que ira unida directamente con el concreto. Si la losa de concreto está sellada, quita el sellador con un diluyente específico para concreto, siguiendo las instrucciones del fabricante. Cuánto más limpia esté la base de concreto, más fácil será llevar a cabo los pasos subsiguientes.

  3. 3

    Aplica adhesivo para la membrana de base. Usa el mismo cemento multi-flex que usarás para adherir las baldosas. Aplica una capa delgada de cemento y usa una paleta con una muesca de 1/4 de pulgada cuadrada (1,5 cm2) para esparcirlo. Pasa el lado de la paleta a lo largo del cemento y realiza ranuras de 1/4 de pulgada sobre el.

  4. 4

    Instala la membrana subyacente. Esta membrana es necesaria para evitar que las baldosas cerámicas se rajen. Esta membrana se desplaza durante el clima frío y los deshielos y ayuda a evitar que las baldosas se muevan o se rajen. Esencialmente, esta membrana se instala en forma similar al piso de vinilo, pero asegúrate de seguir las instrucciones de instalación del fabricante.

  5. 5

    Aplica la base de cemento fino. No es necesario esperar para que la membrana adhesiva se seque por completo para empezar a colocar las baldosas. Usa en cemento fino multi-flex que usaste anteriormente para la membrana. Este tipo de cemento cederá un poco con las heladas, evitando que las baldosas se desplacen y se rajen. Aplica una capa de cemento, del tamaño de la cantidad de baldosas que puedas colocar en 45 minutos, de otra forma se formará una capa que interferirá con la adhesión del cemento y las baldosas. Usa una paleta de muesca de 3/8 de pulgada cuadrada (2,5 cm2) para las baldosas de hasta 12 pulgadas cuadradas (75 cm2), una de 1/2 pulgada cuadrada (3 cm2) para baldosas de 12 a 18 pulgadas cuadradas (75 a 110 cm2), y una de 3/4 de pulgada cuadrada (4,5 cm2) para cualquier baldosa de más de 18 pulgadas.

  6. 6

    Instala las baldosas cerámicas. Al trabajar con baldosas de exterior, debes colocarlas más juntas de lo que lo harías con baldosas de interior. Esto disminuye el área total de cemento, y por lo tanto reduce el riesgo de que se absorba agua en las baldosas, y finalmente reduce la posibilidad de que estas se rajen con las heladas.

  7. 7

    Deja que el cemento se seque. Para calcular esto sigue las instrucciones del fabricante, en general son unas 24 horas.

  8. 8

    Aplica la masilla. Una vez que el cemento esté seco, puedes aplicar la masilla. Usa una masilla específicamente preparada para exterior. La masilla es tu primera línea de defensa contra la filtración de la humedad hacia el interior de las baldosas, lo cual produciría que se rajen al expandirse debido a la helada. Emplea una paleta flotante para presionar el cemento entre las baldosas. Trabaja en diagonal a través de las baldosas para no empujar la masilla nuevamente hacia afuera de las aberturas. Usa el borde de la paleta para eliminar el exceso.

  9. 9

    Limpia el exceso de masilla con una esponja. Usa una esponja marina grande para limpiar cualquier resto de masilla que haya quedado sobre las baldosas y para suavizar las líneas de masilla que no estén parejas. Trabaja en diagonal, para no estropear la masilla que ya está en su lugar.

  10. 10

    Deja que la masilla se cure. Esto lleva aproximadamente unas 48 horas antes de que puedas transitar sobre las baldosas recién colocadas.

Consejos y advertencias

  • No es necesario emplear un sellador. Si usas materiales diseñados para exterior, esto no será necesario, pero si lo haces, deberás renovarlo regularmente.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media