Cómo limpiar un estanque de peces

Escrito por ehow contributor | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar un estanque de peces
Es necesario limpiar los estanques al menos una vez por año. (Pond image by Lucid_Exposure from Fotolia.com)

Este es una tarea en la cual hay que ensuciarse, pero se debe hacer si quieres mantener atractivo a tu estanque, así como saludable para sus residentes. Afortunadamente, la mayoría de los estanques no necesitan frecuentemente una limpieza profunda; una vez al año es, probablemente, suficiente. La primavera y el verano son las mejores épocas para ponerte las galochas y los guantes de goma y poner manos a la obra.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Red o espumadera para peces
  • Baldes
  • Macetas
  • Tanque o piscina inflable con cubierta
  • Cepillos para refregar
  • Manguera con rociador
  • Producto declorador
  • Aspiradora para agua y polvo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira los peces y demás animales del estanque. Comienza succionando el agua o sacándola con baldes, reservando un poco en un tanque o en una piscina inflable. Cuanto menos agua quede en el estanque, más fácil será agarrar los peces con la red. Llena la mitad de la piscina inflable con agua del estanque y la otra mitad con agua fresca declorada.

  2. 2

    Saca cuidadosamente las plantas de las repisas y ubícalas en macetas en una zona con sombra. Aprovecha la limpieza del estanque para fertilizar las plantas agregándoles un fertilizante especial para plantas de estanque. Rocíalas suavemente para quitarles residuos o algas que se pudieran haber acumulado entre las hojas.

  3. 3

    Drena el resto de agua. Busca entre la suciedad por si hubieran quedado animales como caracoles o renacuajos.

  4. 4

    Retira las piedras grandes o elementos decorativos del estanque y límpialos con la manguera. Si las tienes colocadas alrededor del borde del estanque, puede ser virtualmente imposible retirar todos los residuos. Si el lugar está muy desprolijo, esta podría ser una buena oportunidad para reemplazarlas esas piedras por otras nuevas.

  5. 5

    Pasa un cepillo en forma suave sobre el revestimiento del estanque. Utiliza solamente agua fresca para limpiarlo. El jabón u otros químicos destruirán las bacterias benéficas necesarias para mantener balanceada su química.

  6. 6

    Pasa la aspiradora para retirar el resto de residuos del fondo del estanque con una aspiradora de agua y polvo. Guárdalos si deseas utilizarlos posteriormente como compost o fertilizante.

  7. 7

    Rocía filtros y bombas con la manguera. Algunos pueden tener indicaciones especiales para su limpieza por lo que debes cerciorarte consultando los manuales previamente. Controla sus partes, baterías o mangueras y vuelve a colocarlas en el estanque.

  8. 8

    Vuelve a colocar todas las plantas, piedras y elementos decorativos.

  9. 9

    Si es necesario, agrega otros aditivos y químicos al estanque. Si lo limpias en primavera, es una buena idea agregar un acondicionador de agua que reduce los nitratos y el amoníaco que prevalecen durante los meses más cálidos.

  10. 10

    Vuelve a colocar los peces y demás animales en su hábitat limpio y refrescado. Para aclimatarlos, sigue las mismas instrucciones que para un estanque nuevo. La transición debe ser gradual de modo que puedan acostumbrarse al nuevo estado químico del agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles