Cómo limpiar el óxido de las ollas de hierro forjado

Escrito por robin neorr Google | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar el óxido de las ollas de hierro forjado
Ollas y sartenes de hierro forjado. (Susann Cavokaz)

Las ollas de hierro forjado son ideales para cocinar porque conducen el calor en forma homogénea. También pueden pasar de generación en generación ya que si las curas adecuadamente, la olla de hierro forjado no se oxida. Sin embargo, si no la has curada adecuadamente o la has dejado sin usar durante un largo periodo de tiempo, se formará óxido. Si lo quitas de la olla y luego la curas, puedes convertir la olla oxidada en tu recipiente favorito.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vinagre
  • Agua
  • Cepillo de fregar
  • Papel de lija
  • Toallas
  • Aceite vegetal
  • Papel de aluminio
  • Placa para horno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena la pileta con una solución de una parte de vinagre y una parte de agua. Sumerge la olla de hierro forjado en la solución.

  2. 2

    Deja la olla en remojo hasta por cuatro horas. No la remojes demasiado.

  3. 3

    Quita la olla de la solución y enjuágala. Con un cepillo de nailon, frota la olla con movimientos circulares para quitar el óxido suelto que ha quedado. Seca con una toalla.

  4. 4

    Inspecciona la olla en busca de signos de óxido y lija ligeramente los rastros del mismo.

  5. 5

    Calienta el horno a 350 grados Fahrenheit (176 grados centígrados). Cubre ligeramente la olla con aceite vegetal o manteca vegetal. Coloca una placa para horno forrada con papel de aluminio en la rejilla inferior del horno. Coloca la olla al revés en la rejilla del medio y déjala en el horno durante 45 minutos. Quítala, espera a que se enfríe y guárdala.

Consejos y advertencias

  • Almacena las ollas de hierro forjado sin las tapas para evitar que se oxiden.
  • Siempre sécalas inmediatamente después de lavarlas.
  • Después de lavarlas, coloca la olla a fuego lento y cúbrela ligeramente con aceite vegetal. Esto mantendrá el curado adecuado.
  • Puedes usar lana de acero para quitar el óxido de las ollas de hierro forjado.
  • Si dejas las manchas en remojo con un refresco de cola puedes quitar el óxido de las ollas de hierro forjado.
  • No pongas las ollas de hierro forjado en el lavavajillas.
  • No almacenes la comida en la olla de hierro forjado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles