Comida

Cómo limpiar el óxido de las rejillas de una parrila

Escrito por contributing writer

Estás a punto de comenzar otra exitosa barbacoa, cuando levantas la tapa y ves óxido en la rejilla de tu parrilla. Muchos admiradores de la parrilla también han tenido que lidiar con este mal común. El óxido en las rejillas de una parrilla está causado normalmente por un mantenimiento inadecuado. Afortunadamente, hay muchos métodos que se pueden usar conjuntamente o de forma separada para limpiar el óxido de las rejillas de una parrilla.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Combustible para parrilla
  • Cepillo de latón para parrilla
  • Bicarbonato de sodio
  • Botella pulverizadora
  • Trapos
  • Vinagre
  • Lija

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Calienta la parrilla para quitar cualquier residuo de grasa. La grasa y el aceite que quedan en las rejillas pueden inhibir los posteriores esfuerzos para limpiar. Amontona una pila de carbón vegetal en el centro o enciende todas las válvulas de las hornallas dependiendo del tipo de parrilla. Prende el combustible y deja quemar como si fueras a cocinar.

  2. 2

    Usa un cepillo para parrilla para quitar la mayor parte del óxido de las rejillas. Para quitar el óxido sin dañar la rejilla, usa un cepillo de cerdas de latón o un material similar. Aplica la superficie del cepillo a la de la parrilla y frota adelante y atrás. Usa tanta presión como necesites para raspar el óxido.

  3. 3

    Rocía la parrilla con bicarbonatode sodio. Su composición es de partículas finas, pero semiduras, y es excelente para pulir metal sin dañarlo. Quita la rejilla de la parrilla y rocía generosamente con bicarbonato de sodio el área afectada. Coloca la rejilla de nuevo en la parrilla caliente o en un horno a 350 grados Fahrenheit. Mientras el bicarbonato de sodio se calienta, hará burbujas de dióxido de carbono, que también ayudarán a eliminar el óxido. Frota y limpia la parrilla después de retirarlo y que se haya enfriado.

  4. 4

    Rocía la rejilla con vinagre. El ácido acético del vinagre puede corroer el óxido sin vapores o químicos. Rellena una botella pulverizadora con vinagre blanco y ajústala en pulverización o vaporización. Rocía el vinagre sobre la rejilla hasta que las áreas oxidadas estén cubiertas. Vuelve a rociarlo cuanto desees. Limpia la rejilla con un trapo para quitar la solución de vinagre/óxido.

  5. 5

    Restriega la rejilla con una lija. Las partículas duras de arena pulirán el óxido de la superficie de forma efectiva, pero también arañarán el material de la rejilla. Toma una almohadilla pequeña de lija y envuélvela, con la parte de la lija hacia abajo, alrededor de la rejilla. Desliza la lija adelante y atrás sobre el área afectada.

Consejos y advertencias

  • Mantén la rejilla grasienta entre usos para prevenir que se engrase. Extiende aceite sobre la superficie usando una hoja o toalla de papel untada en aceite.
  • Deja siempre que la rejilla se enfríe después de cocinar antes de utilizarla.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media