DESCUBRIR
×

Cómo mantener un anillo de oro blanco

Actualizado 21 febrero, 2017

El oro blanco es un metal muy popular para la confección de anillos y demás joyas finas. Con los cuidados adecuados, puedes mantener la hermosa apariencia del oro blanco, pero algunas veces requiere más mantenimiento que el amarillo. La mayoría de las veces el oro blanco está enchapado en rodio, para que esté aún más blanco que en su estado natural. El oro blanco deslucido es el resultado de la falta de limpieza o el desgaste del enchapado.

Instrucciones

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images
  1. Mantén tus anillos de oro blanco limpios al lavarlos con agua jabonosa; usa un jabón para las manos suave. Incorpora un poco de amoníaco (sólo una gota) en el agua jabonosa para mayor poder de limpieza. Usa un paño suave para no rayarlos.

  2. Lleva tus anillos de oro blanco a la joyería si se tornan amarillentos. En estos lugares pueden devolverles la blancura original al reemplazar el enchapado de rodio.

  3. Quítate tus anillos de oro blanco antes de manipular productos químicos. Los productos químicos domésticos, como el blanqueador, pueden dañar los metales. Del mismo modo, las sustancias químicas que se emplean en cosméticos y productos para el cuidado personal pueden reaccionar de manera adversa con estas joyas.

  4. Guarda los anillos de oro blanco en un estuche para joyas o envueltos en un paño suave para evitar rayones.

Necesitarás

  • Un jabón suave
  • Amoníaco
  • Un paño libre de pelusas