Cómo mantener calientes los pisos fríos

Escrito por janet beal | Traducido por ricardo frot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener calientes los pisos fríos
Es lógico que un piso de piedra sea frío. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los pisos fríos hacen que una casa cálida se vuelva incómoda. Determinar la causa de los pisos fríos, sin embargo, suele ser simple y puede resolverse sin hacer un gasto excesivo. Algunos aspectos son estructurales y lógicos: puedes esperar que tu piso de piedra o tu porche con malla o tu sótano con cemento cubierto con linóleo sean fríos y una alfombra sea la manera más lógica de calentarlo. Sin embargo, se requiere de distintas estrategias para que estos pisos sean más cálidos de lo que son.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Trapo húmedo
  • Pliegos de plástico y rocas
  • Rollos de fibra de vidrio o losas de hule espuma para aislamiento
  • Engrapadora de uso rudo o soportes de aislamiento
  • Vela
  • Cerillos
  • Rollos de masilla flexible de aislamiento o espuma en aerosol
  • Tiras cubrepolvo para puertas
  • Heramientas para colocar las tiras cubrepolvo en las puertas
  • Zoclo de un cuarto de vuelta o molduras de madera, en caso de que falten

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Pisos en espacios de acceso

  1. 1

    Haz una prueba simple para determinar si el piso irradia frío en un espacio de acceso. Moja tu mano con un trapo húmedo y colócala de 1 a 2 pulgadas (2.5 a 5 cm) sobre el piso. Si puedes percibir el frío a través de tu mano, has localizado el problema.

  2. 2

    Resuelve el problema del frío que proviene del espacio de acceso cubriendo toda el área con una tela de plástico para pisos. Extiende una o más piezas de pliegos de plástico pesadas y sujétalas con rocas, ladrillos o pedazos de madera. No apiles los pliegos contra las paredes del espacio de acceso o pilares de soporte y tampoco adhieras los pliegos a las paredes o los pilares. Aunque esto parezca favorecer aún más el aislamiento, puede provoca la acumulación de humedad en la superficie estructural y provocar daños por el agua. Dejar las orillas sueltas permite que la humedad se disipe en caso de que haya una tormenta o que haya deshielo en el suelo.

  3. 3

    Mide el espacio entre las vigas de soporte del suelo y compra fibra de vidrio en rollo o losas de hule espuma para cubrir el espacio. Instala el aislamiento con la barrera para humedad hacia el piso, no hacia el suelo. El rollo de aislamiento puede adherirse a las vigas con una pistola engrapadora de uso rudo. Utiliza soportes o martilla clavos largos en las vigas de soporte, no en el pliso, para sostener el hule espuma en su lugar.

    Suelos con corrientes de aire

  1. 1

    Haz la prueba de la mano húmeda nuevamente para ubicar el origen de las corrientes. Realízala sosteniendo una vela encendida a de 4 a 6 pulgadas (10 a 15 cm) del posible origen de las corrientes. Algunas, como una chimenea, son obvias. Asegúrate de que el apagador cierre completamente y corta una pieza de lámina de madera que cubra el hueco de la chimenea en caso de que la pérdida de calor sea crónica y severa. Retírala solo cuando quieras tener una fogata para alguna ocasión especial.

  2. 2

    Los guardapolvos de las puertas pueden ser la causa de las corrientes. Para saber si debes conseguir una puerta nueva o si solo requieres de un guardapolvo dependerá de la puerta y la seriedad de las corrientes. Esto suele requerir simplemente de un guardapolvo que se puede conseguir en cualquier ferretería y un martillo o desarmador.

  3. 3

    Revisa las orillas del piso en busca de corrientes. Especialmente en las casas antiguas, los zoclos pueden haber sido quitados para colocar las alfombras que van de pared a pared. Si no se volvieron a colocar, instala molduras que reducirán notablemente las corrientes. En las casas antiguas, con el tiempo la madera se seca y encoge. Incluso si cuentan con molduras de madera, éstas pueden permitir el paso de corrientes. En este caso, retira las molduras cuidadosamente. Coloca la masilla de aislamiento en tollo o una línea delgada de espuma de aislamiento en aerosol en donde se unen las paredes con el suelo. Reemplace las molduras. Una vez más, el cambio será notable.

Consejos y advertencias

  • Con excepción de las láminas de piso, las estrategias de aislamiento en la Sección 1 pueden ser aplicadas a pisos sobre un sótano y sobre garajes donde las vigas de soporte sean accesibles.
  • Evitar las corrientes en pisos puede requerir de varios intentos. Revisa las ventanas, los registros del piso e incluso las tomas de corriente eléctricas para determinar si cualquiera de ellos están contribuyendo al problema.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles