Cómo hacer un miriñaque para un vestido

Escrito por carol gold | Traducido por mariana cassanelli
Cómo hacer un miriñaque para un vestido

Los miriñaques fueron usados primero por las mujeres en el siglo 18.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Un miriñaque puede ser hecho en casa usando materiales baratos. Puedes personalizar tu falda para que sea de cualquier forma, color y del largo correcto. Puedes adherirle una parte superior o una blusa para hacerla vestido. Los miriñaques fueron usados por primera vez hace 300 años. Si la precisión histórica es importante para ti, puedes querer hacer un poco de investigación sobre formas de faldas en particular que son específicas de un período histórico.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Muselina o tela no elástica
  • Cinta métrica
  • Tijera
  • Plancha
  • Cinta bies o cinta de 1,5 a 2 pulgadas (3,81 a 5,08 cm) de ancho
  • Hilo del mismo color que la falda
  • Estructura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige la tela. La muselina, el algodón, el lino, todas funcionan bien. También puedes usar una sábana vieja. Elige una tela que combine o se complemente con la parte superior del vestido.

  2. 2

    Mide de la cintura para abajo el largo deseado de la falda y agrégale dos pulgadas (5,08 cm). Mide para determinar la circunferencia deseada en el dobladillo.

  3. 3

    Corta un rectángulo grande de tela. El ancho debería ser igual al largo de la falda. El largo del rectángulo debería ser igual a la circunferencia. Corta un pedazo de cinta bies del largo del rectángulo más 10 pulgadas de la cintura (25,4 cm). Corta de 3 a 6 pedazos de cinta (se determina por el número de aros deseados) de dos pulgadas (5,08 cm) menos de largo entre cada una.

  4. 4

    Haz el dobladillo de los lados del rectángulo. Da vuelta 1/4 de pulgada (1,91 cm) alrededor del borde. Presiona con la plancha. Haz unas puntadas lo mas cerca de la parte superior del borde. Repite el lado opuesto.

  5. 5

    Cose la cinta bies a lo largo del borde del dobladillo, dejando una pulgada (2,54 cm) de tela en el borde. Usa una hilera de puntadas simples y largas para los bordes de la cinta. Estás creando un revestimiento. Repite el proceso en el borde opuesto.

  6. 6

    Estira la tela con el lado derecho hacia abajo, pero dejando que la cinta de bies se vea. Pon los pedazos de cinta en hileras horizontales equidistantes una de las otras, dejando un espacio de 1 pulgada (2,54 cm) a cada lado. Deja al menos 5 pulgadas (12,7 cm) desde la cintura.

  7. 7

    Desliza la estructura a través de cada revestimiento de tela, y corta para ajustarlo a ella. Cose con hilo la cinta a través del revestimiento a la cintura con los extremos de la cinta de bies que quedan.

  8. 8

    Cose la parte de atrás del dobladillo. Pon los extremos de la tela juntos de adentro hacia afuera (el revestimiento en el lado de afuera). Hazle puntadas de 1/2 pulgadas (0,51 cm) al dobladillo. No hagas puntadas sobre el revestimiento de la cintura. Da vuelta la falda de forma que el lado derecho quede para afuera. Si lo vas a usar sobre un vestido, ponte la falda y átala a la cintura. Si adhieres una parte superior para hacer un vestido, métela justo debajo de la cintura de la falda (para no tener que hacerle puntadas al nudo).

Consejos y advertencias

  • Evita golpear la estructura cuando estés cosiendo la parte de atrás del dobladillo.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media