Acerca del aprendizaje de primates del lenguaje de señas

Escrito por d.m. gutierrez | Traducido por maría dolores meade
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca del aprendizaje de primates del  lenguaje de señas
Algunos primates son capaces de utilizar las manos para transmitir información. (Courtesy of Wikimedia Commons)

Los monos y simios no tienen la capacidad de hablar como los seres humanos, ya que carecen de las estructuras fisiológicas necesarias para hablar. Sin embargo, algunos primates como los chimpancés, gorilas y orangutanes, pueden utilizar sus manos para transmitir información con formas alternativas de comunicación como teclados de computadora, bloques y tarjetas con imágenes, y aún más sorprendentemente, a través del lenguaje de señas.

Otras personas están leyendo

El lenguaje

El lenguaje ha sido considerado por mucho tiempo como una capacidad exclusiva de los seres humanos. Los niños aprenden el lenguaje de forma natural desde una edad temprana, y a pesar de que cometen muchos errores gramaticales y sintácticos en un principio, rápidamente llegan a comprender y expresar correctamente el idioma mucho antes de la edad adulta. Muchas especies se comunican entre sí. Las abejas realizan un baile para indicar la dirección de una fuente de polen, los pájaros cantan para atraer a una pareja potencial, los perros emiten un ladrido especial para indicar la proximidad de un depredador. Pero la mayoría de los científicos no consideran estos comportamientos instintivos como un lenguaje comparable con el habla humana. Dado que todos los intentos de enseñar a hablar a los primates han fracasado (tal vez porque los monos no pueden utilizar sus labios y lenguas para hacerlo), algunos investigadores han elegido el Lenguaje de Señas Americano (ASL, por sus siglas en Inglés) para establecer la comunicación entre las especies, así como para aprender más acerca del lenguaje mismo.

Sistema ASL

El ASL se desarrolló primero en Europa y luego en Estados Unidos, para que los sordos pudiesen comunicarse entre sí y con las personas oyentes. Es un lenguaje rico y complejo hablado por medio de gestos con las manos, movimientos corporales, expresiones faciales y deletreo con los dedos. Debido a que los primates ya utilizan este tipo de comportamiento para comunicarse unos con otros en la naturaleza, los científicos de mediados del siglo XX concluyeron que sería más fácil y más natural para ellos aprender este método.

La chimpancé Washoe

En la década de los sesenta, Washoe, una chimpancé hembra, fue criada en casa de los investigadores Allen y Beatrix Gardner como si fuera un niño humano sordo. Beatrix le enseñó el ASL y en el transcurso de cuatro años, aprendió 250 signos individuales. Los Gardner informaron que incluso creó nuevas palabras, como "pájaro acuático" cuando vio un cisne en un lago. También renombró objetos, llamando a la nevera "comida y bebida abiertos" en lugar de "caja fría", como los investigadores le habían enseñado. Loulis, el hijo adoptivo de Washoe, heredó la capacidad de hacer señas de su madre simplemente al observarla a ella y a otros tres chimpancés a los que les habían enseñado el ASL desde una edad temprana.

El gorila Koko

Koko el gorila puede entender más de 2.000 palabras habladas y más de 1.000 muestras gestuales, de acuerdo con la psicóloga evolutiva Dra. Penny Patterson, quien ha trabajado con Koko desde 1972. Hay muchas películas y videos sobre Koko e incluso un chat en Internet de 1998. En esta conversación en línea, Koko indicó que su comida favorita era "bebida de manzana". También ha intentado enseñar el lenguaje de señas a sus gatos y juguetes de peluche, así como a sus compañeros gorilas.

Controversias

Muchos científicos creen que los primates como Washoe y Koko no están realmente utilizando el lenguaje para comunicarse, sino que simplemente forman cadenas de estímulos-respuestas con el fin de complacer a sus entrenadores o ser alimentados, al igual que los perros hacen piruetas para obtener un regalo. Otros científicos creen que los primates son capaces de expresar sus sentimientos a través del pensamiento y el lenguaje de signos, y citan evidencias de monos que forman expresiones complejas mediante la combinación de las señales de una forma única y novedosa. Quienes apoyan el éxito de los primates para comunicarse señalan aquellos casos en que los monos enseñan el lenguaje de señas a otros, o de los simios jóvenes que aprenden el lenguaje de señas a través de la observación. Los oponentes a esta teoría responden afirmando que los primates simplemente no están equipados mentalmente para comprender la complejidad y los matices del lenguaje humano.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles