DESCUBRIR
×

Cómo hacer papas fritas saludables y crujientes

Actualizado 27 junio, 2018

Si te fascinan las papas fritas es probable que una vez que abras el paquete no puedas contenerte hasta acabarlas todas. Afortunadamente, puedes preparar una versión saludable en casa, que tendrás la posibilidad de disfrutar sin culpas. Es una tarea sumamente sencilla, ya que solo necesitarás cuatro ingredientes, un cuchillo bien afilado y un horno bien caliente. ¡Con esta versión más ligera de las papas fritas tradicionales podrás satisfacer tu antojo de algo salado y crujiente!

Leigh Ann Chatagnier

Cosas que necesitarás

2 papas russet

1 cucharada de aceite de oliva

1/2 cucharada de sal kosher

1/2 cucharada de pimienta negra

Un cortador de verduras o un cuchillo afilado

Tip: Esta es la base del condimento para las papas fritas pero puedes añadir más especias o vinagres.

LeventKonuk/iStock/Getty Images

Paso 1: Precalienta el horno

Precalienta el horno a 400 grados Fahrenheit (204 ºC).

djedzura/iStock/Getty Images

Paso 2: Corta las papas

Lava bien las papas y sécalas. Córtalas en trozos muy delgados (de un 1/8 de pulgada o 3,1 mm) usando un cuchillo afilado o un cortador de verduras.

Leigh Ann Chatagnier

Paso 3: Sazona las papas

Coloca las rebanadas de papa en un tazón grande y sazónalas con aceite de oliva, sal y pimienta.

KucherAV/iStock/Getty Images

Paso 4: Coloca las papas en una bandeja para el horno.

Coloca las papas condimentadas en una sola capa sobre una rejilla para enfriar y pon esa rejilla sobre una bandeja para el horno para que se cocinen de ambos lados en forma homogénea.

Leigh Ann Chatagnier

Paso 5: Hornea las papas

Hornea las papas durante 18 a 25 minutos, hasta que todas las rodajas estén doradas y crujientes.

Tip: Si no tienes una rejilla de enfriamiento, simplemente cubre una bandeja para el horno con papel encerado y dalas vuelta a la mitad del tiempo de cocción.

Leigh Ann Chatagnier

Paso 6: Sirve las papas fritas

Hacer las papas fritas en casa es muy sencillo y quedarán realmente deliciosas. Puedes servirlas como un snack para tus niños o como un acompañamiento saludable de alguna de tus comidas.

Leigh Ann Chatagnier