Cómo hacer tu propio compactador de gravilla

Escrito por ehow contributor | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propio compactador de gravilla
(Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

La gravilla es un una alternativa atractiva, de bajo mantenimiento y bajo costo para un patio de concreto o camino, o puede ser usada bajo los adoquines para proveer un nivel de sustrato que mantenga a los adoquines bien drenados. Además de una espalda fuerte y una pala, la única herramienta que se requiere para la gravilla es un compactador, una herramienta de trabajo duro para compactar la gravilla para formar una capa plana y densa. Cuando estés haciendo trabajos grandes, quizás quieras alquilar un compactador mecánico, pero puedes hacer tu propio compactador manual y ahorrarte el precio de alquiler.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un tronco de 4 a 6 pulgadas (10 a 15cm) de diámetro y 10 a 12 pulgadas (25 a 30 cm) de largo
  • 2 listones de madera de 1 x 2 (2,5 x 5 cm) pulgadas o 2 x 2 pulgadas (5 x 5 cm)
  • Un serrucho circular
  • Un serrucho
  • Un taladro con broca
  • Tornillos para madera de 2 1/2 pulgadas (6 cm)
  • Un destornillador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta una punta de madera redonda de tamaño mediano con una motosierra para que este tan plano como sea posible. Una madera pesada y densa, como el enebro o roble es mejor.

  2. 2

    Corta dos trozos de 1 x 2 pulgadas (2,5 x 5 cm) o de 2 x 2 pulgadas (5 x 5 cm) en dos de 4 pies (1,20 m) de largo. Estas serán las manijas de tu compactador.

  3. 3

    Perfora dos agujeros, cada uno a 4 pulgadas (10 cm) del otro, cerca de la punta de cada manija.

  4. 4

    Apoya el tronco en su lado largo. Posiciona la punta de una manija para que la punta con los agujeros este por la mitad del tronco, con la otra punta extendiéndose sobre la punta redondeada del tronco. La punta cortada plana del tronco debería estar en el lado opuesto a la manija. Atornilla la manija usando los tornillos de cubierta de 2 1/2 pulgadas (6 cm).

  5. 5

    Para el tronco sobre su punta plana. Sostén la otra manija arriba directamente opuesta a la primer manija. Marca el punto. Apoya el tronco y átale la segunda manija de la misma manera que la primera.

  6. 6

    Vuelve a parar el tronco. Deberías tener un tronco vertical con manijas parado sobre sus lados que puedas coger fácilmente. Para usarlo, levántalo y déjalo caer, dejando que la punta plana y pesada haga el trabajo de compactar la gravilla. Mueve lentamente a través de la superficie de la gravilla.

Consejos y advertencias

  • Envuelve la puntas superiores de las manijas con cinta para un agarre más cómodo y libre de astillas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles