Cómo quitar el olor a una almohada

Escrito por meadow milano | Traducido por mariana perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar el olor a una almohada
Compartir tu cama con Fido puede causar olores de almohada. (Janie Airey/Lifesize/Getty Images)

Nada arruina una buena noche de sueño más que una almohada con mal olor, lo cual puede ser causado por el material de la almohada, sudoración y fluidos del cuerpo. Además, los perfumes fuertes, el maquillaje viejo y los productos para el cabello también pueden causar que tu almohada retenga olores desagradables. Puedes seguir algunos pasos para quitar el olor de tu almohada al usar unos pocos productos comunes y rentables para el hogar, y con su uso y de algunas simples técnicas de limpiar, estarás durmiendo como un bebé.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un detergente para ropa
  • Lejía
  • Bicarbonato
  • Un neutralizante de olor
  • Vinagre blanco
  • Un atomizador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lleva tu almohada afuera para que absorba el sol y aire fresco. El sol absorberá olores y dejará tu almohada con un olor fresco y limpio.

  2. 2

    Lava la funda de la almohada en la lavadora con agua caliente, detergente para ropa y lejía. Llena tu lavadora con agua caliente, una tapa de detergente y 1/4 de lejía, y lava en el ciclo pesado. Seca la funda lavada en la secadora de ropa.

  3. 3

    Lava tu almohada de espuma blanda en la lavadora en un ciclo suave. Llena tu lavadora con agua caliente, jabón para lavar y suavizante de tela, lo cual eliminará los olores e impartirá un aroma fresco. Seca tu almohada en la secadora con un tenis limpio para acelerar el tiempo de secado y acolchar la almohada.

  4. 4

    Lava a mano las almohadas de látex duro o de espuma en el lavadero, con agua fría con jabón. Lava la almohada suavemente al sumergirla en el agua y concentrarte en áreas muy manchadas. Después de lavar a fondo la almohada, enjuaga con agua caliente. Exprime con suavidad el exceso de líquido y seca delicadamente con un paño seco suave.

  5. 5

    Espolvorea bicarbonato de sodio en tu almohada y deja reposar por una hora, luego sacude la almohada en un bote de basura para recoger el polvo. El bicarbonato absorberá los malos olores de la almohada y los reemplazará con un aroma fresco y limpio.

  6. 6

    Rocía tu almohada con un atomizador neutralizante de olores casero para refrescar y eliminar olores. Los atomizadores neutralizantes están disponibles en tiendas al por menor, supermercados y farmacias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles