Cómo quitar pintura de un espejo

La pintura tiene la tendencia de encontrar el rumbo hacia superficies donde no debería estar y dejar manchas indeseables. Si la pintura manchó un espejo y es difícil de quitar, es importante tratarlo con cuidado. Si presionas demasiado, corres el riesgo de romper el espejo, por lo que debes ser cuidadoso.

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Aplica quitaesmalte con acetona en un trapo limpio o un trozo de algodón.

Paso 2

Quita la mancha del espejo con cuidado, aplicando más quitaesmalte en un nuevo algodón de ser necesario.

Paso 3

Pasa un trapo limpio por la zona para quitar restos de pintura o quitaesmalte.

Paso 4

Aplica un lubricante en la mancha. Puede ser WD-40, acondicionador de cabello o agua con jabón.

Paso 5

Raspa la mancha con una navaja de afeitar con filo de un solo lado. Ten cuidado de no raspar demasiado fuerte y dañar la superficie del espejo.

Paso 6

Pasa un trapo limpio sobre la zona.

Paso 7

Coloca vinagre en una olla para salsa y llévala al fuego hasta que esté caliente.

Paso 8

Inserta un trapo limpio dentro del vinagre y pásalo sobre la mancha, aplicando más vinagre de ser necesario.

Paso 9

Seca la zona con otro trapo limpio.

Paso 10

Moja un trapo limpio en jugo de tomate y escúrrelo un poco. Si tiene demasiado jugo, no podrás quitar la mancha.

Paso 11

Friega con delicadeza con el trapo con tomate sobre la mancha.

Paso 12

Pasa un trapo limpio y seco por la zona.

Consejos y advertencias

  • Cuando raspes la mancha, es recomendable levantar la navaja luego de cada movimiento para asegurarte de no dañar el espejo. Se cuidadoso y raspa en dirección contraria a tu cuerpo, a fin de evitar cortarte.
  • Si aplicas demasiada presión cuando limpias, corres el riesgo de que el espejo se rompa.
Lee este artículo

Comentarios

Más reciente