Rodillo contra pistola para pintar

Escrito por natalie saar | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Rodillo contra pistola para pintar
Se pueden utilizar distintas cubiertas de rodillo para lograr diferentes texturas en la pared. (paint rollers image by Wayne Abraham from Fotolia.com)

Pintar una pared implica cubrir grandes superficies. Algunas de estas requerirán atención al detalle alrededor de determinadas zonas, como puertas y ventanas. Dos alternativas para pintar estas superficies son las pistolas de pintura, o rociadores, y los rodillos. Ambas herramientas tienen ventajas y desventajas, pero te permitirán lograr el trabajo y se pueden utilizar tanto con acrílico como con pinturas al óleo.

Otras personas están leyendo

Rociadores

Los rociadores de pintura, a veces llamados pistolas, vienen con puntas de diferentes tamaños, para poder cubrir con precisión la zona deseada. Funcionan tanto si se vierte pintura en su exterior como si se utiliza una manguera que va desde la lata de pintura al rociador. Elige el método con el que te sientas más cómodo. Antes de utilizarlo para la pared, prueba sobre un trozo de madera que no sirva, a fin de familiarizarte con el movimiento y encontrar el tamaño de punta que más se adecue a tus necesidades.

Rodillos

Los rodillos funcionan colocando una cubierta sobre un mango y haciéndola rodar hacia arriba y abajo contra la pared. Llena una bandeja con pintura y pasa el rodillo por ella para embeberlo antes de pasarlo por la pared. La parte del rodillo que absorbe la pintura es la almohadilla. Cuanto más largas sean, crearán paredes más texturadas, y cuanto más pequeñas sean, más liso será el resultado en la pared. Pinta en zigzag y luego en forma vertical hasta haber cubierto toda la superficie.

Ventajas

Las ventajas de los rociadores es que no es necesario que los pases constantemente por pintura. Por ejemplo, si debes pintar una pared alta, para lo que debes utilizar una escalera, con el rociador podrás continuar pintando sin tener que recargarlo. Asimismo, hay puntas que puedes utilizar para pintar con más precisión alrededor de puertas y ventanas. Los rodillos, por otro lado, son muy fáciles de usar y se pueden limpiar rápidamente.

Desventajas

Los rociadores se deben limpiar luego de usar. Si la pintura se seca en su interior, es posible que no puedas volver a utilizarlos. Las cubiertas de los rodillos no requieren que las limpies de inmediato, y puedes comprar una nueva. Asimismo, muchas personas no están familiarizadas con la forma de utilizar rociadores, por lo que es posible que necesiten practicar un poco antes de comenzar. Los rodillos tardan más tiempo en cubrir toda la pared, porque no ocupan zonas tan grandes de una vez como los rociadores. Además, debes pasarlos por la bandeja de pintura de forma constante.

Consideraciones

Ambas herramientas son muy útiles, por lo que debes considerar el tamaño de la zona que estés pintando. Utilizar un rodillo requiere el uso de un pincel para las esquinas, mientras que el rociador se puede utilizar con precisión en esquinas y zonas pequeñas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles