Cómo terminar los bordes de una lámina de melamina

Escrito por kaye morris | Traducido por natalia manzelli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo terminar los bordes de una lámina de melamina
Las láminas de melamina son una buena opción si deseas un terminado durable con una superficie resistente al agua. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Las láminas de melamina son una buena opción para construir armarios y estantes si deseas un terminado durable con una superficie resistente al agua. Estas láminas son construidas usualmente a partir de cubrir un tablero de partículas o uno de densidad media (MDF por sus siglas en inglés) con una capa de una delgada lámina de melamina. Los cantos de las láminas de melamina son tableros de partículas o MDF expuestos, y ninguna de estas superficies toman bien la pintura. Incluso con lijado y preparación, los tableros de partículas y MDF no tendrán el mismo brillo que la capa de melamina. Para evitar que aparezcan bordes visibles diferentes del resto de la lámina, deberás instalar material cubrecantos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Material Cubrecantos
  • Una plancha
  • Un cincel, un destornillador o un rodillo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona un cubrecantos que combine con el acabado de la melamina de la lámina. Esta cinta deberá ser del mismo ancho que el borde que necesites cubrir. Viene en rollos como la cinta adhesiva y pueden ser adquiridas en las tiendas para el hogar.

  2. 2

    Mide el borde y corta un trozo del material cubrecantos de 1/2 pulgada (1,27 cm) más largo que el área medida.

  3. 3

    Coloca un extremo del cubrecantos al comienzo del borde a cubrir.

  4. 4

    Plancha el extremo del cubrecantos para que se adhiera al área con una plancha de cocina en la temperatura más alta. La plancha calentará el pegamento en el reverso del cubrecantos y la banda se adherirá al borde de la lámina. Continua desenrollando a través del canto, siguiéndolo con la plancha a un paso lento pero sostenido. No permitas que la plancha se quede en un lugar, o podrás dañar el material cubrecantos.

  5. 5

    Presiona la parte plana del cincel o el mango metálico de un destornillador encima del cubrecantos y arrástralo de un extremo a otro del mismo para asegurarte una adhesión correcta. Si tienes un rodillo también puedes usarlo para asegurar el cubrecantos.

  6. 6

    Recorta el material restante al final de la lámina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles