Cómo hacer zapatos con ruedas (Heelys) usando zapatos normales

Escrito por lexie zirkle | Traducido por paulo roldan
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer zapatos con ruedas (Heelys) usando zapatos normales
Utiliza una patineta vieja para crear tus Heelys. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Heelys es una marca de zapatos que son híbridos entre patines y zapatos normales para caminar. Los zapatos Heelys tienen por lo menos una rueda incorporada en la suela del zapato para dar la ilusión de patinar sin que se vean las ruedas. Al usar Heelys, puedes alternar fácilmente entre caminar y patinar, lo que puede ser conveniente para transportarte. Para ahorrar tiempo y dinero, transforma tus zapatos favoritos de suela gruesa en zapatos en Heelys con sólo unas cuantas herramientas y las ruedas de una patineta vieja.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Rueda de patineta reciclada de 2 pulgadas (5,07 cm)
  • Destornillador
  • Zapatos con suelas de 2,5 pulgadas (6,4 cm)
  • Marcador permanente De punta fina
  • Regla
  • Tornillos
  • Cinta adhesiva

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita las ruedas de una patineta reciclada con un destornillador

  2. 2

    Determina si la suela de tu zapato es suficientemente gruesa colocando la rueda de patineta al lado de la suela del calzado. El tamaño estándar de una rueda de patineta es de 2 pulgadas (5,07 cm) de diámetro. La rueda debe sobresalir media pulgada (1,3 cm) de la parte inferior de tu zapato, y necesitas por lo menos media pulgada (1,3 cm) entre el relleno de tu zapato y la rueda.

  3. 3

    Con un marcador permanente de punta fina, dibuja un cuadrado en la parte inferior del talón de tu zapato. Sostén la rueda hacia el cuadro para asegurarte de que sea suficientemente grande. Dibuja líneas rectas con una regla, si es necesario. Repite el procedimiento con el otro zapato.

  4. 4

    Corta a lo largo de las líneas del cuadro con un cuchillo afilado. Cava un agujero que sea suficientemente profundo para sostener tu rueda. Debe haber un octavo de pulgada (0,3 cm) entre todos los lados del agujero y tu rueda. Tu rueda debe sobresalir una pulgada y media (3,8 cm) de la suela, pero no debe sobresalir más allá. Repite el procedimiento con el otro zapato.

  5. 5

    Coloca un tornillo en el centro de la rueda. Desliza la rueda en el agujero para medir el ajuste; el tornillo debe superar el ancho del cuadro un cuarto de pulgada (0,6 cm).

  6. 6

    Corta ranuras de media pulgada (1,3 cm) con el cuchillo a lo largo de los dos lados del cuadro para que puedas insertar el tornillo. Repite el procedimiento con el otro zapato.

  7. 7

    Envuelve una tira pequeña de cinta adhesiva alrededor de los extremos del tornillo.

  8. 8

    Coloca la rueda en el agujero. Los extremos del tornillo deben deslizarse fácilmente en las ranuras delgadas. La cinta adhesiva mantiene el tornillo en su lugar y evita que se mueva de lado a lado. Repite el procedimiento en el otro zapato.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles