Cómo arreglar el sensor de apertura de la puerta de un garaje

Images 1, 3, 4, 5, 6: Chris Capelle, Image 2: MorgueFile.com

Las puertas de garaje eléctricas son una gran innovación, pero, como es el caso de todos los componentes eléctricos/electrónicos, las cosas pueden funcionar mal y dañarse. Los sensores que hacen que las puertas del garaje sean más seguras deben ubicarse en el peor lugar posible, cerca del piso. Esto significa que están sujetos a daños por agua, suciedad y la física de los conductores descuidados y los niños. Arreglarlos para que funcionen correctamente puede ser una tarea molesta, pero algunas veces sólo unas pocas cosas harán que tengas las puertas de tu garaje abriendo y cerrando como nuevas otra vez.

Paso 1

Busca cualquier objeto físico que evite que los sensores se vean. Esto incluye la suciedad o el polvo en el lente. Dependiendo del modelo del sensor, las luces pueden indicar que los sensores están obstruidos.

Paso 2

Confirma que los sensores estén correctamente alineados. Si es necesario, aprieta los sujetadores que los sostienen en su lugar o reemplaza los sujetadores por completo.

Paso 3

Asegúrate de que la unidad tenga energía y que los sensores estén recibiendo electricidad. Si las luces en los sensores no se encienden, revisa la energía en la parte principal de la unidad.

Paso 4

Revisa los cables que unen los sensores a sus conexiones, ambos en la unidad principal y en los sensores mismos. Reemplaza los cables si están gastados o dañados.

Paso 5

Abre las unidades de los sensores. Confirma que el cableado esté soldado a los lugares correctos, que no hayan objetos extraños dentro y que estén secos.

Paso 6

Finalmente, si nada funciona, intenta reemplazar las unidades. En la mayoría de los casos esto resuelve el problema, pero a veces una mala placa de circuitos en la unidad principal es la responsables de unos sensores que no funcionan.

Más reciente

×