Cómo usar un avellanador

construction details, drill bit image by Greg Pickens from Fotolia.com

El propósito detrás del uso de un avellanador es ocultar la cabeza de un clavo o tornillo ligeramente por debajo de la superficie del material que está siendo utilizado. Un avellanador es una broca de forma cónica que ensancha ligeramente la boca de un agujero existente, pero solo hasta cierta profundidad según sea necesario. Una broca de avellanado es fácil de usar y creará un aspecto más profesional en casi cualquier proyecto del hogar, independientemente del material utilizado.

Paso 1

Inspecciona el agujero perforado que deseas avellanar. El agujero debe ser ligeramente más estrecho que la pata del tornillo que vas a utilizar. Mide la cabeza del tornillo. La cabeza del avellanado debe ser 1/16 de pulgada (0,1 cm) más ancha que la parte más ancha de la cabeza del tornillo. Mide la altura de la cabeza del tornillo desde la pata hasta la cabeza del tornillo. Esta será la profundidad aproximada que perforará el avellanador.

Paso 2

Inserta una broca para avellanar con el tamaño de cabeza apropiado en tu taladro. Aprieta el mandril con una llave. Ponte protección para los ojos.

Paso 3

Activa el taladro y oprime el avellanador en el centro de la perforación existente. Mantén el aparato alineado verticalmente con el agujero y lentamente perfora una profundidad ligeramente mayor a la altura de la cabeza del tornillo (medido anteriormente). Saca suavemente la broca del agujero.

Paso 4

Verifica para asegurarte de que la cabeza del tornillo estará por debajo de la superficie del material cuando el tornillo esté bien apretado. Si es necesario, vuelve a taladrar el agujero avellanado un poco más profundo. Ten cuidado de no perforar demasiado profundo, ya que esto debilitaría el material que estás taladrando.

Más reciente

×