DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo calentar una cama

Un cuarto fresco y una cama caliente son los ingredientes para una buena noche de sueño, de acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland. Mejora tu sueño y quizás también tu cuenta de calefacción, manteniendo tu cuarto fresco y tu cama caliente. Apaga el termostato durante la noche, pero mantén tu cama caliente con sábanas y cobijas que atrapen el calor de tu cuerpo, pero que te permitan respirar.

Instrucciones

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images
  1. Tiende la cama con sábanas de franela. La franela se mantiene caliente y podrás respirar. Selecciona sábanas con gran cantidad de hilos para evitar el escamado.

    Loading ...
  2. Manténte caliente con sábanas y edredones adecuados. Si el cubrecama o el edredón es parte de tu diseño, envuévelo en franela para que se caliente. Considera cambiar por un edredón sintético o de plumas. Los edredones alternativos rellenos por ambos lados son ligeros y cómodos, pero envuelve tu cuerpo para mantenerte caliente. Cubre tu edredón con telas naturales para que se mantenga respirable.

  3. Agrega un poco de calor con una botella de agua caliente o un cobertor eléctrico. Llena una botella con agua caliente hervida y métela bajo las sábanas en la base de la cama antes de que te metas en esta. Si la botella de agua es de baja calidad, coloca una cobija eléctrica controlada doblemente. Enciéndela antes de que te metas a la cama para lograr un buen sueño.

Loading ...

Advertencias

  • No utilices una cobija eléctrica y la botella de agua caliente a la vez.

Necesitarás

  • Sábanas de franela
  • Edredones
  • Botella de agua caliente
  • Cobija eléctrica
Loading ...