Cómo cuidar un árbol de ciruelas amarillas

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los árboles de ciruela son miembros de la familia de las plantas rosáceas. Los de ciruelas amarillas producen una variedad de frutas con carozo que comparten ciertas características y requisitos con los duraznos, las cerezas y los damascos. Hay muchos tipos distintos de cultivares de ciruela amarilla, como el árbol europeo y el japonés. Puedes sembrar estos árboles en climas templados alrededor de los Estados Unidos.

Passo 1

Apenas llegues a casa planta el árbol que trajiste en la maceta desde el vivero. Elige un sector soleado del jardín donde se pueda verter agua y que reciba al menos ocho horas de luz directa. Evita las zonas debajo de los árboles grandes que tienden a absorber todos los nutrientes de la tierra y a dar demasiada sombra sobre los árboles decorativos más pequeños.

Passo 2

Cava un hoyo ancho para el árbol de ciruelas amarillas, que tenga como mínimo dos veces el ancho de la bola de la raíz. Coloca el árbol en el hoyo y usa un relleno que contenga las mismas cantidades de tierra y abono. Riégalo mucho y profundamente. Mantén la tierra un poco húmeda alrededor de las raíces.

Passo 3

Poda el árbol cuando lo plantes. Quita el exceso de ramas internas y las que se cruzan unas sobres otras para crear y abrir una bóveda. Poda las puntas de las ramas laterales por debajo del eje central para que se vaya formando un domo de a poco. Retira los restos de ramas y hojas de la porción de tierra que rodea al árbol.

Passo 4

Para fertilizar este tipo de árboles debes usar un fertilizante combinado que contenga una relación de 5-2-6. Esta mezcla ayudará a promover el buen crecimiento foliar y a que dé abundantes flores y frutas. Aplica el fertilizante sobre el piso directamente debajo de la bóveda del árbol, siendo lo suficientemente precavido para evitar tocar el tronco o las ramas. Realiza cada año tres sesiones de fertilización al comienzo y a mitad de la primavera y en pleno verano.

Passo 5

Poda el árbol todos los años durante la época de inactividad en invierno. Corta las ramas quebradas o las que son demasiado grandes para lograr conservar una forma adecuada. Corta los brotes que se extienden más allá de la bóveda externa del árbol de ciruelas amarillas.

Más reciente

×