Cómo curar la diarrea en un perro

Courtesy PDPhoto.org

Cómo curar la diarrea en un perro. La diarrea, que constituye cualquier forma de heces blandas, es algo común que sucede entre nuestros amigos caninos. Generalmente resulta de una alergia alimenticia o el cambio de la comida para perros, estrés, un efecto secundario de alguna medicación o tal vez algún efecto secundario de sobras que haya habido en la mesa, haber atacado una bolsa de basura, salir a comer algo en mal estado en el jardín o una condición médica más seria. Existen varios pasos para tratar la diarrea de un perro.

Paso 1

Evalúa la situación para determinar la posible causa de la diarrea. Por ejemplo, ¿Tu perro está medicado, atacó la bolsa de basura o comió un pedazo de tu pizza? Los gusanos son también una causa común de la diarrea y los perros fácilmente se pegan gusanos al estar al aire libre en el paso alrededor de las heces de otros perros. Algunos gusanos son visibles en las heces de un perro (las tenias se parecen a granos de arroz y los gusanos redondos que se parecen a espaguetis) y otros no son tan visibles. Si los gusanos son visibles, puedes comprar algún producto sin receta para combatir los parásitos. Sin embargo, no todos los gusanos son visibles y no todos pueden ser tratados con los productos para combatirlos. Los parásitos intestinales que no son parásitos como la giardia pueden causar que un perro se agarre una diarrea. Una prueba de emisión fecal en la oficina del veterinario debería detectar cualquier tipo de gusano o parásito intestinal. La diarrea de tu pero puede también resultar por haber tragado algún tipo de veneno o químico. Si sospechas de cualquier tipo de veneno que haya sido ingerido como un producto de limpieza, planta o alimento, busca atención veterinaria de inmediato (ver en recursos más adelante para un enlace a mi artículo sobre cómo proteger a tu perro de los venenos). También puede resultar de varias condiciones médicas tales como la colitis, pancreatitis o una infección renal.

Paso 2

Alimenta a tu perro con porciones más pequeñas de una dieta hecha a base de una comida casera blanda de 2 a 3 veces al día. Comienza con arroz blanco y una o dos cucharadas de queso cremoso. Si tu perro no se lo come, puedes agregar un un poco de carne picada, pero asegúrate de enjuagarla luego de cocinarla para deshacerte de la grasa. Las carnes que son bajas en grasa como el pollo o el pavo cocido también pueden servir, pero en realidad lo mejor es un bife de carne. Se puede sustituir la harina de avena por arroz y también puedes agregar de 1 a 3 cucharadas de yogur para ayudar en la digestión.

Paso 3

Debes seguir alimentando a tu perro con una la dieta blanda hasta que la diarrea desaparezca y continuarla durante unos pocos días más.

Paso 4

Vuelve a darle a tu perro nuevamente su alimento regular en el transcurso de una semana, dándole en pequeñas cantidades de su alimento balanceado para perro, y si la diarrea es una situación demasiado regular, intenta cambiar a un alimento para perros de estómago sensible o una dieta hecha en casa. Muchos veterinarios también recomiendan agregar una pequeña cantidad de calabaza enlatada a los alimentos en forma permanente como una fuente adicional de fibra y para endurecer las heces.

Paso 5

Si la diarrea no desaparece a los pocos días de la aplicación de los pasos anteriores, busca ayuda con un veterinario, quien tomará una muestra de materia fecal y le recetará un antibiótico al perro como el metronidazol (flagyl).

Más reciente

×