DESCUBRIR
×
Loading ...

La diferencia entre el pensamiento de la mujer casada y soltera

Actualizado 17 abril, 2017

Las mujeres casadas y no casadas a menudo tendrán puntos de vista muy diferentes sobre el matrimonio y la soltería. Sin embargo, las circunstancias ayudan a dar forma a sus opiniones. Las circunstancias pueden dar lugar a un cambio de punto de vista, por lo que una mujer independiente joven y una mujer felizmente casada adoptan los puntos de vista anteriormente sostenidos por la otra. Muchas mujeres no se verán afectadas por el cambio de las circunstancias y se adherirán estrictamente a sus opiniones.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Libertad contra estabilidad

Una mujer que está sola por elección sentirá que tiene mayor independencia que una mujer que está casada. Por el contrario, una mujer felizmente casada se sentirá que tiene una mayor estabilidad en su vida. En cualquier circunstancia, ambas mujeres serán igual de felices porque ambas tienen lo que quieren. A veces es cierto que una mujer con libertad desea estabilidad, pero no a expensas de su libertad. Por el contrario, una mujer que está felizmente casada siempre va a querer un poco de independencia, pero no a costa de su matrimonio.

Loading ...
woman image by Mat Hayward from Fotolia.com

Familia contra carrera

Cuando una mujer está casada, la familia se convierte en su principal objetivo. Muchas mujeres dejarán carreras prometedoras para concentrarse en la vida familiar. Algunas jóvenes se concentrarán en sus carreras, y no pensarán en formar una familia antes de llegar a los 30 años. Algunas mujeres serán capaces de equilibrar tanto su carrera como su vida familiar. No todas las mujeres, sin embargo, va a querer las dos, sino se concentrarán totalmente en la familia o en sus carreras.

Woman at Work image by AndersonRise from Fotolia.com

Debilidad contra fuerza

Las mujeres jóvenes e independientes a menudo consideran ser fuertes por no necesitar a un hombre en su vida. Pero una mujer casada a menudo considera a una mujer soltera como temerosa al compromiso y lo ven como un signo de debilidad. Una mujer independiente sentirá que es una fortaleza el no tener urgencia de formar una familia, por lo menos hasta más tarde en la vida. Hacer frente a las responsabilidades de la vida matrimonial es algo que una mujer casada considera como una fortaleza.

mujer image by Marco Antonio Fdez. from Fotolia.com

Puntos de vista cambiantes

Los pensamientos de las mujeres casadas y no casadas pueden cambiar con el tiempo. Una mujer que estuvo felizmente casada anhelará ser soltera, cuando las diferencias irreconciliables hagan descomponerse al matrimonio. Una mujer soltera e independiente, al enamorarse, se enfrentará al dilema de renunciar a un poco de independencia, o el riesgo de perder la oportunidad de tener una relación. Una mujer casada a veces sentirá la necesidad de ser más independiente al tomar un curso o conseguir un trabajo. Esta necesidad de independencia no siempre es indicativa de un matrimonio infeliz. Una mujer independiente, por otro lado, puede dejar todo después de enamorarse.

Loading ...
Loading ...