Cómo enfriar el agua caliente en una pecera

A los peces de agua dulce no les gustan los cambios. Debes asegurarte de que la temperatura y la composición química del agua permanezca lo más estable posible. Si el agua se calienta mucho, tus peces morirán. Por lo general, la falta de oxígeno en el agua matará a tus peces antes que el calor (mientras más caliente esté el agua, menos oxígeno tendrá). Pero debes enfriar la pecera de a poco para que tus peces tengan tiempo de adaptarse a la temperatura descendiente.

Manténganse frescos, pececitos

Paso 1

Forma el habito de observar la temperatura de tu pecera al menos una vez al día. Los peces de agua dulce no toleran temperaturas superiores a los 86 grados Fahrenheit (30 grados Celcius) o los cambios de temperatura sorpresivos. Observa tus peces para detectar señales de estrés por el calor. Si los peces tuviesen mucho calor parecerán nerviosos. No se moverán mucho e irán a la superficie a tomar bocanadas de aire.

Paso 2

Apaga el calentador de la pecera, si tienes uno instalado. Desenchúfalo y quítalo del agua. Si el calentador parece estar muy caliente, puede que no esté roto.

Paso 3

Determina la razón por la cual el agua está caliente. ¿Será por el clima? Si es posible, protege tu pecera del sol y las luces. Incluso un paraguas abierto puede ayudar.

Paso 4

De ser posible, acerca un ventilador a tu pecera para darle aire fresco.

Paso 5

Enciende tu bomba de aire para darle más oxígeno al agua de los peces. Si no puedes ajustarla, deberás colocarle un difusor a una manguera de aire. Ajusta la potencia del flujo de aire o la posición del segundo difusor para que las corrientes no molesten a tus peces.

Paso 6

Llena una botella de agua caliente con agua fresca (no utilices agua helada) y hazla flotar en la pecera.

Paso 7

Haz un cambio parcial del agua. Con manguera de trasvase y un balde, extrae entre un 1/5 y 1/4 del agua del acuario. Desecha el agua vieja. Llena el balde con agua tibia o fresca. Agrégale cualquier tipo de gotas para quitarle el cloro o tratamiento que utilizarías al hacer un típico cambio de agua. No vuelques el agua nueva, viértela gradualmente.

Más reciente

×