Cómo impermeabilizar el papel de pared

Impermeabilizar el papel de pared es a menudo necesario en habitaciones de la casa como el baño o la cocina, así como otras habitaciones con un exceso de humedad y acumulación de vaho. Para impermeabilizar el papel de pared, deberías aplicar capas de barniz basado en agua, emulsión de glaseado o una imprimación al papel. El trabajo deberías hacerlo idealmente a una temperatura de setenta grados y con poca o ninguna humedad (por ejemplo, clima lluvioso).

Paso 1

Limpia el suelo de la habitación donde vayas a trabajar de polvo, suciedad y restos. Esto prevendrá que una brisa o una corriente de aire los lleve hacia el papel de pared cuando se esté secando.

Paso 2

Haz cualquier reparación necesaria en el papel, como extremos pelados, grietas, asegúrate de que todas las juntas están unidas firmemente a la pared. Todas las grietas entre las paredes, en el zócalo y en los marcos de las ventanas deben ser reparadas o de otro modo el barniz se colará entre estas grietas, pasará por detrás del papel y causará una decoloración. Aplica dos capas de pegamento débil para protegerlo de las manchas del barniz y deja que se seque.

Paso 3

Limpia el papel de pared existente con jabón suave y agua para quitar la suciedad y la grasa. Deja que se seque bien.

Paso 4

Ponte los guantes y la mascarilla.

Paso 5

Prepara el barniz/emulsión/imprimación mezclando o removiendo en vez de agitando (esto evitará que salgan burbujas).

Paso 6

Aplica el barniz con la brocha. Da pinceladas con la brocha cargada y la fuerza suficiente para aplicar la capa uniformemente. Pasar mucho la brocha prevendrá que el barniz se extienda y deje marcas. Deja secar durante 12 horas.

Más reciente

×