Cómo matar el pulgón lanígero

Thinkstock/Comstock/Getty Images

El áfido lanoso del manzano es una plaga pequeña de color marrón rojizo que invade a los manzanos. El "lanoso" en su nombre se deriva de una sustancia blanca parecida al algodón que él segrega. Esta plaga puede desfigurar las raíces, ramas y la corteza de los árboles de manzana y pueden transmitir la enfermedad a la fruta. Se puede matar a las colonias de áfidos lanudos del manzano haciendo controles naturales y químicos.

Paso 1

Trata a los manzanos con insecticida de jabón en aerosol o con insecticidas comerciales a base de diazinon para matar a los pulgones lanudos del manzano. Aplica productos químicos a la base del árbol de mediados a finales del verano cuando las plagas hayan comenzado a llegar al árbol. Evalúa la condición después de dos semanas; haz una inspección visual de los pulgones, su algodón lanudo o los residuos de melaza en las manzanas y en las ramas. Las manzanas que han sido contaminadas con los áfidos lanosos pueden aparecer como si tuvieran hollín o de un color negro. Vuelve a aplicar productos químicos si la evidencia apunta a una infestación continua.

Paso 2

Coloca controles biológicos que se alimenten de áfidos lanudos del manzano para controlar el problema sin productos químicos tóxicos. Las avispas parásitas, crisopas y las mariquitas, ya sea en estado larvario o adulto, son enemigos naturales de los áfidos lanudos. Estos controles biológicos generalmente se encuentran disponibles en el vivero local. Una vez que liberes depredadores naturales en un manzano, las plagas benéficas se extenderá a otros árboles afectados de forma natural sin la intervención humana.

Paso 3

Poda las ramas o la corteza que estén infestadas con la plaga. Las ramas que muestran agallas o zonas inflamadas similares a nudos, puede indicar un problema de áfidos lanudos. Puede ser que se deban eliminar las heridas grandes de los árboles en lugar de ser reparadas para evitar la propagación de los áfidos. Poda las ramas afectadas por encima de la herida o rozadura de la corteza, haciendo cortes limpios para prevenir el estrés adicional en el árbol. Deja un collar, o una sección pequeña de madera, en la rama, en lugar de podar la zona a ras con el tronco para minimizar la posibilidad de pudrición.

Más reciente

×