Cómo hacer un purificador de aire casero para el hogar

••• Thinkstock/Stockbyte/Getty Images

Cuando tienes refrigeración central o de aire forzado, el uso de filtros ayuda a limitar la cantidad de polvo y alérgenos en tu aire y también te da la ventaja extra de la desodorización. La desventaja de estos filtros es que no duran tanto tiempo en algunos ambientes, y sus costos van desde moderados a caros dependiendo del tamaño que necesites y otros factores. Una opción viable (y que ahorra dinero) es hacer tu propio filtro de aire casero.

Passo 1

Mide la almohadilla de filtro actual en uno de los orificios de ventilación de tu sistema de aire acondicionado. Una medida estándar para estos orificios de ventilación de aire forzado es de 12 por 12 pulgadas (30 por 30 cm), pero los tamaños varían. Corta dos cuadrados de malla de carbono del rollo de esta medida.

Passo 2

Corta un segmento de algodón del tamaño de los dos cuadrados de malla de carbono.

Passo 3

Coloca uno de los segmentos de la malla frente a tí con la parte gruesa hacia tu lado. Coloca el segmento de algodón sobre el cuadrado de carbono.

Passo 4

Aplica una línea de pegamento a lo largo de los cuatro bordes de la estructura. Coloca el segundo segmento de malla de carbono sobre la estructura, envolviendo el algodón y creando una especie de almohadilla. Este es el filtro. No debe medir más que media pulgada (1,25 cm) de espesor en cualquier punto.

Más reciente

×