Cómo quitar el olor a moho de una secadora

••• Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El olor a moho en una secadora puede ser causado por ropa húmeda que ha estado ahí por mucho tiempo, una manguera de ventilación bloqueada, un respiradero sucio o incluso olores que se hayan filtrado desde tu sótano o cuarto de lavado. Un olor a moho en tu secadora causará que tu ropa adquiera un olor rancio si no es resuelto. Existen varias opciones disponibles para eliminar los malos olores de tu secadora.

Passo 1

Limpia el filtro de pelusas. Los olores mohosos y rancios pueden atraparse dentro de los filtros de pelusa. Quita la pelusa y frota suavemente la red con una tela seca y limpia.

Passo 2

Desinfecta la secadora. Combina una taza de cloro con un galón (4 litros) de agua tibia. Sumerge una tela limpia en el líquido y escurre el exceso. Limpia profundamente el interior de la secadora, asegurándote de haber limpiado todas las superficies.

Passo 3

Utiliza vinagre blanco. Mezcla una copa de vinagre blanco con una cubeta de agua tibia. Mete tu tela limpia en la cubeta y exprime el agua. Limpia el interior de tu secadora incluyendo el interior de la puerta. El vinagre blando es un removedor de olores muy efectivo y refrescará la secadora y eliminará el olor a moho.

Passo 4

Usa un vaporizador portátil para limpiar el interior de tu secadora. Limpiar tu secadora a vapor reducirá los olores y matará las bacterias que los causan. Mantén tus manos lejos del vapor ya que puede estar muy caliente.

Passo 5

Coloca algunas piezas de carbón en un tazón pequeño, ponlo dentro de tu secadora y déjalo toda la noche. El carbón absorberá el olor y dejará tu secadora con un olor fresco.

Passo 6

Prueba limpiar el interior de tu secadora con jugo de limón diluido. Frota el interior de la secadora con la solución, déjala secar, y repite si es necesario. El jugo de limón neutraliza los olores y no es tóxico.

Más reciente

×