Cómo recargar un cilindro de propano pequeño en casa

Por lo general, para poder recargar un cilindro de propano vacío debes llevarlo a una ferretería o a cualquier otro sitio que se dedique a recargar este tipo de tanques. Sin embargo, si tienes un cilindro de propano pequeño, existe un proceso o método para que lo recargues en tu casa. Necesitarás conectar tu cilindro de propano a un tanque de suministro.

Paso 1

Pesa el cilindro de propano vacío en una balanza digital.

Paso 2

Coloca el cilindro en el congelador durante al menos 15 minutos. Esto creará una diferencia de temperatura que facilitará el traspaso de líquido desde el tanque de suministro a tu cilindro.

Paso 3

Conecta un extremo del acoplador Mac al cilindro de propano. Utiliza una llave inglesa para ajustarlo correctamente.

Paso 4

Conecta el otro extremo del acoplador a cualquier tanque de suministro de gas propano, como, por ejemplo, los que se utilizan en las parrillas a gas.

Paso 5

Coloca ambos tanques boca abajo. Esto permitirá que el líquido más pesado descienda del tanque de suministro a tu cilindro.

Paso 6

Abre la válvula del tanque de suministro para comenzar a transferir el gas propano a tu cilindro pequeño y déjala abierta durante unos 30 segundos.

Paso 7

Cierra la válvula y desconecta el acoplador del cilindro pequeño.

Paso 8

Pesa nuevamente el cilindro y réstale el peso obtenido en el paso 1 para saber qué cantidad de líquido se ha traspasado.

Paso 9

Vuelve a conectar el cilindro pequeño y repite los pasos 6 a 8 hasta que se llene.

Más reciente

×