Cómo retirar un compresor de un refrigerador

••• Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Un compresor es el corazón de un refrigerador y es necesario para que siga funcionando. Un refrigerador viejo que se está desechando puede tener un compresor que desees guardar o puede que estés reemplazando el compresor en tu refrigerador actual. En cualquiera de los casos, el procedimiento para retirar el compresor de un refrigerador es el mismo. Con las herramientas y los conocimientos adecuados puedes completar la tarea en una moderada cantidad de tiempo y con poco esfuerzo.

Passo 1

Tira del refrigerador lejos de la pared y desenchufa el cable eléctrico del tomacorriente. Empuja el refrigerador lejos de la pared para poder acceder a la parte trasera.

Passo 2

Localiza el compresor, el cual está típicamente en la parte inferior de la nevera y se puede acceder desde la parte trasera de la unidad. El compresor es redondo y puede tener una placa de cubierta sobre éste.

Passo 3

Retira las tuercas que sujetan la placa de cubierta, si es que existe una, con una llave de tubo y con una toma del tamaño adecuado. Retira la placa de cubierta una vez que todas las tuercas se han eliminado.

Passo 4

Localiza los tornillos que sujetan el compresor a su soporte y elimínalos con la llave de tubo y una toma que se ajuste a los pernos. Extrae el compresor de su soporte ligeramente una vez que todos los tornillos se hayan retirado.

Passo 5

Desconecta los cables del compresor. Algunos compresores tienen clips metálicos que conectan el cableado; éstos pueden ser tirados mediante la pulsación de los lados de los clips de forma simultánea con tus manos y luego tirando de ellos para separarlos. En algunos compresores, los cables deben ser cortados con un alicate. Extrae el compresor una vez que los cables estén desconectados.

Más reciente

×