DESCUBRIR
×
Loading ...

Tips para lucir como en los 80

Michael Buckner/Getty Images Entertainment/Getty Images

Introducción

La moda de los años ochenta fue un claro contrapunto a la precedente, los años setenta, con sus pantalones campana y camisas entalladas. Estéticamente los años ochenta fueron toda una revolución, con aquellos cardados y mechas ultra-claras tanto para ellos como para ellas. Las estridencias de esa década vuelven a estar de moda, pero sólo a modo de pinceladas. Pequeños detalles que pueden ser incorporados a la tendencia actual, mucho más sobria. En las siguientes imágenes verás prendas que puedes incorporar fácilmente a tu atuendo para estar retro-moderna.

Larry Busacca/Getty Images Entertainment/Getty Images

Las hombreras

¿Recuerdas a Tina Turner en la película "Mad Max"? Pues en ese atuendo se ha inspirado Melania Trump para acudir a una gala benéfica. Las hombreras causaron furor en los años ochenta, de tal modo, que incluso se llevaban con las camisetas a modo informal. Ahora eso lo veríamos hortera; pero queda original cuando las hombreras se integran en un vestido como este.

Jason Merritt/Getty Images Entertainment/Getty Images

El pelo cardado

Hay cardados y cardados; el cardado tipo Barbie, el cardado tipo abuela, y el cardado descuidado con aire rockero ochentoso que lleva Drew Barrymore en esta “premiere”. Péinate como ella, píntate la raya del ojo de manera exagerada y pon color violeta, marrón oscuro o incluso negro en tus labios. Busca fotos de la cantante Alaska en "La Bola de Cristal" para inspirarte.

Peter Macdiarmid/Getty Images News/Getty Images

Botas altas

Las botas altas, altísimas, a la altura de las rodillas, ceñidas como un guante y con tacón de aguja, son exclusivas de los años ochenta. También las llevaba "Pretty Woman", pero es que la película era de 1990, y todos sus estilismos seguían siendo ochentosos. Vuelven a llevarse las botas altas, tipo mosquetero, pero no llegan a ser tan sexys como aquellas.

Pascal Le Segretain/Getty Images Entertainment/Getty Images

Los corpiños

Madonna fue una gran inspiradora de los estilos de moda en la década de los años ochenta. Ella puso de moda los corpiños apretados, preferiblemente de cuero o de encaje. Hasta entonces los corpiños sólo se llevaban como ropa interior, ocultándose de la vista incluso los tirantes. Madonna popularizó también las transparencias, con blusas que dejaban ver el sujetador.

Adam Jacobs/Getty Images Entertainment/Getty Images

Guantes largos de cuero

La guapa cantante Samantha Fox haciendo gala de sus tiempos de gloria, con un look muy ochentoso. Fíjate en estos guantes largos, terminados en punta y cubiertos de tachuelas, seguro que los recuerdas. El look rockero estuvo muy de moda en esa época, y se componía básicamente de prendas tipo motorista, como este cinturón o el chaleco de cuero.

Dimitrios Kambouris/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cazadora de cuero

A finales de los ochenta y principios de los noventa, la cazadora de cuero negro era lo más, tanto para ellas como para ellos. Entallada, corta, con cremalleras y tachuelas; el estilo motero peligroso unido a unas greñas descuidadas resultaba moderno y seductor. Fíjate también en los “leggings” bajo la minifalda. Hace años que está de moda esta superposición, pero es propia de los años ochenta y una vez más, fue Madonna quien lo popularizó.

Neilson Barnard/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cinturón de tachuelas

Aunque también se llevó durante la primera parte de los años noventa, el cinturón de cuero negro con tachuelas es propio de los años ochenta. Con unos vaqueros azules rotos y una camiseta, con unos leggings fosforitos o con pantalón de cuero negro, complementaban a la perfección el espíritu "duro" de la estética de esa época. Si quieres darle un aire actual, escógelo estrecho y combínalo con cualquier ropa color negro.

Christopher Polk/Getty Images Entertainment/Getty Images

Vaqueros muy cortos

En esta imagen puedes ver a Rihanna al más puro estilo años ochenta. Lleva unos vaqueros con tachuelas, recortados justo bajo el muslo, un top de corte deportivo con anchos tirantes, y una sudadera que por mucho que sea de Channel parece tener treinta años. Todo en ella es un homenaje a la década de los ochenta. ¿Te atreves a imitarla?.

Frazer Harrison/Getty Images Entertainment/Getty Images

Pulsera de tachuelas

No olvidemos que el movimiento punk tuvo también su auge en los años ochenta. En esa época no era raro verles por la calle con sus crestas de colores, sus "piercings" y tachuelas. Hasta entonces era absolutamente inaudito que ninguna tribu urbana, tomara el look que tomara, utilizara como ornamento cosas tan extravagantes como imperdibles, anillas de latas de refrescos o collares de perro. La estética punk ha sido la más transgresora de la historia. Treinta años después no es raro tomar estos elementos para incorporarlos a la moda, como esta pulsera de tachuelas de reminiscencia punk.

Jason Kempin/Getty Images Entertainment/Getty Images

El chándal

El chándal fue durante muchísimo tiempo una prenda exclusivamente destinada a hacer deporte, y estaba muy mal visto ponérsela si no era para este menester. Sin embargo en los años ochenta los practicantes de “hip hop” y “breakdance” lo popularizaron tomándolo como seña de identidad. Los más característicos, los Adidas con su raya lateral, o cualquier otro con colores muy llamativos, como fucsia o fosforito.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El color fosforito

En los años ochenta el color fosforito fue polémico y a la vez imprescindible. Hasta entonces la industria textil no había logrado fabricar telas de colores tan chillones y la novedad se impuso rápidamente. El movimiento musical denominado "acid house" lo tomó como emblema, pero más allá de asociarse con un estilo musical, la verdad es que fue una auténtica invasión extravagante que se llevaba hasta en los coleteros.