Actividades de escucha divertidas para aconsejar a los niños

Escrito por stacy zeiger Google | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades de escucha divertidas para aconsejar a los niños
Unas buenas habilidades para escuchar ayudan a los niños a convertirse en unos mejores comunicadores. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Es importante para los niños desarrollar unas buenas habilidades para escuchar a una edad temprana. En un marco de consejo, se pueden promover unas buenas habilidades de este tipo para ayudar a que los niños aprendan a seguir instrucciones, a comunicarse mejor con un padre y a desempeñarse mejor en la escuela. Enséñales a los niños los hábitos de un buen interlocutor al modelar habilidades para escuchar y al jugar juegos divertidos que requieran que usen estas habilidades.

Otras personas están leyendo

Modela malas habilidades para escuchar

Pregúntale al niño una pregunta aleatoria como "¿Cuál es el clima afuera". Mientras el niño responde, voltea tu cabeza, coge un libro y empieza a leer, voltéate hacia el televisor, saca tu celular y comienza a hablar en él o interrumpe a niño mientras habla. Explícale que acabas de hacer un mal modelo de una habilidad para escuchar. Pídele al niño que explique cómo se sintió al no ser escuchado. Después pídele que te pregunte de nuevo y haz un modelo de unas buenas habilidades como mirarlo, asentir con la cabeza y comentar apropiadamente.

¿Qué dije?

Cuéntale al niño una historia simple y pídele que recuerde varios detalles de la historia. Por ejemplo, si le cuentas una historia acerca de ir a la tienda y comprar algunas cosas, puedes preguntarle: "¿A dónde fui?" o "¿Qué compré en la tienda?". Usa historias que involucren personajes estando felices, tristes o furiosos, y pregúntale al niño al final de la historia cómo se sentía el personaje principal.

Simón dice

Practica las habilidades para escuchar al jugar un simple juego de Simón dice. Esta actividad funciona mejor en un entorno de asesoramiento en grupo, pero también se puede jugar uno con uno. La persona designada para ser Simón les da instrucciones a los niños, precediendo con "Simón dice". Por ejemplo: "Simón dice que te toques los dedos de los pies". Ocasionalmente, esa persona tiene que dar instrucciones sin decir "Simón dice...". Los niños tienen que moverse cuando "Simón diga" que hagan algo. Si no, pierden el juego. Esto les enseñará a los niños a escuchar con cuidado las instrucciones.

Seguir instrucciones

Haz que el niño haga un sándwich de mantequilla de maní y jalea, dándole las instrucciones paso a paso. Usa un cuchillo de plástico para esparcir la mantequilla de maní y la jalea por seguridad. Después de que el niño haya seguido todas las instrucciones, ten una discusión con él acerca del proceso. Hablen acerca de qué hubiera pasado si no se hubiera hecho uno de los pasos o si los pasos se hubieran completado en un orden diferente, para reiterar la importancia de escuchar y seguir las instrucciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles