Cómo actualizar los armarios de roble de una cocina de la década de los 80

Escrito por kelly nuttall | Traducido por alejo beltzer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo actualizar los armarios de roble de una cocina de la década de los 80
Actualiza tus armarios de roble. (kitchen image by Rich Johnson from Fotolia.com)

Los armarios de roble para cocina eran muy populares en la década de los 80. Si tienes este tipo de armarios, te habrás dado cuenta de que todavía están en muy buen estado, aún cuando su acabado comience a verse viejo y desgastado. Esto es algo que sucede comúnmente con cualquier tipo de armario. Cambiarlos por opciones más nuevas puede ser muy costoso, pero hay una manera para que se vean renovados y modernos sin tener que hacer todo un trabajo de remodelación. Pintar y teñir estos armarios te puede llevar mucho tiempo, pero al final tendrás literalmente una cocina nueva.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un destornillador
  • Jabón
  • Una esponja
  • Paños
  • Cinta para pintores
  • Una lijadora eléctrica de mano
  • Una lija de grano tamaño 220
  • Paños de gamuza
  • Pintura de látex
  • Pinceles de goma espuma
  • Almohadilla de pulido
  • Tintura a base de aceite
  • Poliuretano
  • Nuevos equipos (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Prepárate para comenzar a trabajar

  1. 1

    Prepara un lugar en donde puedes terminar tus puertas de armarios y cajones. Un sótano sin terminar o un garaje es un lugar ideal para hacer este proyecto, ya que habrá que lijar mucho lo cual generará un poco de polvo. Cubre las partes superiores y los pisos con una lona en la zona de la cocina para que cuando tengas que lijar los armarios que estén pegados a la pared, esas superficies estarán protegidas.

  2. 2

    Retira los cajones y las puertas de los armarios y de todo los equipos. Coloca el soporte físico en un lugar seguro donde las piezas no puedan perderse.

  3. 3

    Lava todas las puertas, cajones y armarios con agua tibia y jabón para eliminar la suciedad y la mugre que puedan tener. Deja que se sequen por completo.

  4. 4

    Coloca cinta a lo largo de los bordes de los armarios para ayudar a proteger las paredes y el techo.

    Lijado y pintado

  1. 1

    Lija las puertas, cajones y armarios con la lijadora eléctrica manual y con la lija con grano tamaño 220. Siempre lija en la dirección de la veta. Este proceso de lijado no está destinado a eliminar el acabado que ya poseen los muebles, sino más bien para dejarlos lo suficientemente ásperos como para que la pintura de látex pueda adherirse a la madera. Lija a mano las manchas que no se puedan alcanzar con la lijadora eléctrica, como en el lugar donde están los pliegues de los paneles y las esquinas.

  2. 2

    Limpia la madera con un paño de gamuza. Este paso es importante porque si hay un poco de aserrín dando vueltas vas a terminar pintándolo, haciendo que la superficie se vea desigual e irregular para el momento en que la pintura se haya secado completamente. Pasa el paño por la madera por lo menos dos veces para asegurarte de que se han eliminado todas las partículas de polvo.

  3. 3

    Aplica tu primera capa de pintura a la madera, siempre pintando en la dirección de la madera. Utiliza un pincel de goma espuma de 2 o 3 pulgadas (5 o 7,5 cm). Utilizando un pincel de goma espuma disminuirás las posibilidades de dar las pinceladas movidas. Deja que la pintura se seque por completo.

  4. 4

    Pule la madera luego de que la primera capa de pintura se haya secado utilizando una almohadilla para pulir. Siempre pule en la dirección en que pintas. Limpia la superficie con un paño de gamuza.

  5. 5

    Aplica una segunda capa de pintura. Deja que se seque por completo.

    Tintura y poliuretano

  1. 1

    Aplica con un paño una capa de tintura a base de aceite sobre las puertas, cajones y armarios, limpiando las manchas con la tela de alguna camiseta vieja blanca. Este proceso te llevará la mayor parte del tiempo ya que no se debe permitir que la tintura se asiente en la madera durante demasiado tiempo porque si no comenzará a secarse. Realiza el trabajo con cada puerta y cada cajón por separado, tiñendo primero uno y luego limpiándolo antes de pasar al siguiente mueble. Si lo deseas puedes dejar que la tintura se asiente y se seque en los pliegues y las esquinas para que ayude a agregar un poco de contraste con el aspecto global. Permite que la tintura se seque y se cure durante 24 horas antes de seguir con el siguiente paso.

  2. 2

    Aplica la primera capa de poliuretano con un pincel de goma espuma sobre las puertas, cajones y armarios. Si es posible, coloca las puertas hacia abajo de modo que no tengas que preocuparte por las gotas que caen durante el proceso de secado. Dado que no es posible colocar los armarios de manera plana, deberás observar cuidadosamente el poliuretano para evitar que gotee. Permite que se seque durante 24 horas.

  3. 3

    Aplica una segunda capa de poliuretano y deja que se seque durante 24 horas.

  4. 4

    Repite los pasos 2 y 3 si lo deseas.

  5. 5

    Vuelve a colocar las puertas en su lugar y los cajones en los armarios.

Consejos y advertencias

  • Utiliza protección ocular cuando trabajes con pintura o tintura y cuando lijes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles