Hogar

Cómo pintar una silla de comedor laqueada

Escrito por lisa east hunter | Traducido por agustina dowling
Cómo pintar una silla de comedor laqueada

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

¿Tienes sillas de comedor que podrían tener una nueva capa de pintura? Si han sido previamente recubiertas con laca, puede que tengas que tomar un par de pasos extra antes de empezar a pintar las sillas de otro color. Pintar una superficie pulida o brillante, como un recubrimiento con laca, puede presentarse como un desafío. Las superficies lisas son más propensas a rayarse o estropearse. Es importante eliminar todo el brillo antes de aplicar una pintura nueva. Esto se puede lograr muy fácilmente con sólo unas pocas herramientas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón suave y agua
  • Removedor de pintura
  • Pincel
  • Trapos
  • Papel de lija
  • Cinta de pintor de baja adherencia
  • Periódico
  • Pintura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia a fondo la silla con jabón suave y agua. Mezcla un par de gotas de detergente para lavar platos con 1 galón de agua. Humedece un trapo limpio en el jabón y frota suavemente la silla para eliminar la polvo y la mugre. Limpia con un trapo limpio y húmedo. Seca bien la superficie.

  2. 2

    Aplica una capa espesa de removedor de pintura a la superficie de la silla, asegurándote de llegar a todas las grietas y esquinas de la silla. Si la silla tiene un asiento tejido o tapizado, cúbrelo completamente con cinta y periódico para protegerlo del removedor.

  3. 3

    Deja que el removedor de pintura trabaje por 20 - 30 minutos. Usa una espátula para verificar si la pintura comienza a decaparse. Si consigues retirar la laca con facilidad, es el momento de quitar la pintura.

  4. 4

    Quita la pintura de la silla, utilizando una espátula y lana de acero. Empuja la espátula cuidadosamente a lo largo de los brazos y las patas de la silla para quitar la pintura. Usa la lana de acero para quitar la pintura de las zonas curvas y las grietas que pudieran existir. Utiliza un trapo húmedo para limpiar los productos químicos de la superficie de la silla.

  5. 5

    Lija la silla suavemente para eliminar las grandes áreas de pintura restante. Concéntrate en crear una superficie lisa en vez de eliminar completamente la pintura. Realiza un trabajo metódico, empezando desde la parte superior de la silla hacia abajo, para asegurarse de que la silla esté uniformemente lijada. Limpia el polvo de lijado con un trapo ligeramente húmedo.

  6. 6

    Pinta la silla para darle un nuevo acabado, utilizando un pincel de buena calidad. Usa un pincel pequeño para trabajar en las grietas y las zonas detalladas. Sigue con un cepillo de tamaño medio para aplicar la pintura a los brazos y las patas de la silla. Trabaja desde la parte superior de la silla hacia la parte inferior, con suficiente pintura para evitar las marcas de pincel, pero no tanta para que gotee. Permite que la primera capa de pintura se seque antes de aplicar una segunda capa.

Consejos y advertencias

  • También puedes usar pintura en aerosol para aplicar la pintura nueva a la silla. Trabaja al aire libre para conseguir la ventilación adecuada y evitar manchar algo que no deseas pintar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media