DESCUBRIR
×

Aprender los procesos de corte y confección

Actualizado 21 febrero, 2017

Corte y confección se refiere al proceso de manufacturación de un producto desde cero. Este término es comúnmente usado en la industria de la moda, donde el proceso de confección comienza y finaliza en un lugar, esto quiere decir que el diseño se corta de la tela cruda y se termina completamente. Lo opuesto a corte y confección es la producción de prendas en masa, tales como vaqueros o remeras, que son compradas ya hechas a una companía y luego modificadas a través de alteraciones, adornos o estampados. Normalmente las prendas que han pasado a través del proceso de corte y confección son más caras porque son más personalizadas.

Instrucciones

  1. Crea un diseño que te gustaría vender. Para poder aprender el proceso de corte y confección, necesitarás un dibujo con el cual trabajar. Usualmente, esto requiere de experiencia en diseño de moda u otro tipo.

  2. Decide cúantas piezas de tu diseño te gustaría cortar y coser. Esto te ayudará a determinar si puedes llevar a cabo el trabajo solo, si necesitas contratar personal o si necesitas contratar a una companía de corte y confección en masa para realizar tu diseño. Si haces el trabajo por tu cuenta, necesitarás crear un patrón a partir de tu diseño, cortarlo y coserlo por completo. Las companías de corte y confección en masa tienen grandes espacios de trabajo. También proveen material, herramientas y personal entrenado para producir tu diseño de manera más eficiente.

  3. Contacta varias companías de corte y confección en masa para comparar precios y formula preguntas para aprender acerca de sus procesos.

  4. Una vez que hayas elegido una compañía de producción en masa, evalúa toda la logística del proceso de corte y confección, de principio a fin. Incluye discusiones sobre los detalles como telas y materiales, patrones, estampados, calidad y procesos de envío.

  5. Si eres el diseñador, elige supervisar el proceso de producción en la creación de la primera prenda, para asegurarte de que el producto terminado concuerde con el diseño que imaginaste.

  6. Envía las prendas a tu empresa.

  7. Promociona tus diseños como prendas personalizadas. Esto te permitirá cobrar más que los productos producidos en masa.