Cómo barnizar puertas de exterior

Escrito por darren hunter | Traducido por marina boninni
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo barnizar puertas de exterior
Al barnizar las puertas de exterior las proteges de los maltratos provocados por el viento, la lluvia, el frío y el calor. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Cuando barnices las puertas de exterior, debes hacerlo lo antes posible, incluso antes de colocarla. Si no se les pasa una capa de sellador mostrarán signos del paso del tiempo e incluso algunas quebraduras. Las puertas sin tratamiento comenzarán a perder la integridad de su estructura debido a la exposición al viento, frío, calor y lluvia. Dejarlas sin barnizar puede invalidar la garantía otorgada por sus fabricantes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sellador
  • Barniz
  • Papel de lija

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sellador y barniz

  1. 1

    No permitas que la puerta sin tratar tenga grasa, químicos o, incluso, que se le apoyen las manos sucias. Asegúrate de rellenar cualquier orificio, como por ejemplo instalar la cerradura, antes de sellar y barnizar.

  2. 2

    Quita la puerta de las bisagras. Barniza las puertas de exterior en un área cerrada, libre de polvo.

  3. 3

    Coloca la puerta de exterior boca abajo o apóyala contra una pared con la parte del exterior mirando hacia la pared. No te olvides de que comenzarás desde abajo hasta la mitad, y luego desde allí hacia arriba. Puedes necesitar pararte en una silla segura. Quita el polvo de las seis superficies de la puerta antes de comenzar.

  4. 4

    Tiñe la parte de adentro de la puerta en primer lugar. Límpiala luego para deshacerte del exceso de tinte; no tiñas el otro lado de la puerta con el tinte hasta que termines esta parte. Repite este proceso en todas las áreas, recordando quitar el exceso de barniz luego de hacer cada sección. Cubre todas las superficies de forma pareja, y deja secar la puerta durante todo un día antes de barnizar.

  5. 5

    Coloca una mano de barniz en todas las superficies. No escatimes en barniz; presta mucha atención a la parte superior e inferior de la puerta. Con una lija, quita el exceso o los pequeños bultos de barniz en todas las áreas. Lija la puerta una vez que esté seca, para eliminar las áreas ásperas, pero no mucho. Repite este proceso de barnizado nuevamente al día siguiente, pero no vuelvas a lijar. Ya has barnizado tu puerta de exterior; la has convertido en una puerta resistente al clima, no te olvides de colocarla nuevamente en el marco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles