Cómo hacer barras sólidas de champú

Escrito por ehow contributor | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer barras sólidas de champú
Haz barras sólidas de champú.

Las barras sólidas de champú se están volviendo muy populares en las boutiques de lujo. Son de gran utilidad cuando viajas, fáciles de almacenar y son una alternativa natural a los champús líquidos. Lo mejor de hacer la tuya propia es que le puedes poner cualquiera de tus fragancias favoritas o utilizar aceites esenciales para hacer tu propio tratamiento para el pelo y el cuero cabelludo.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 16 onzas (473 ml) de aceite de coco 76
  • 16 onzas (473 ml) de aceite de oliva
  • 4 onzas (118 ml) de aceite de germen de trigo
  • 4 onzas (118 ml) de aceite de ricino
  • 5,9 onzas (174 ml) de lejía (hidróxido de sodio)
  • 15 onzas (443 ml) de agua destilada
  • 2 onzas (59 ml) de cualquier fragancia o aceite esencial
  • Dos jarras de plástico que puedan contener dos o tres cuartos de galón (1,8 a 2,8 l)
  • Una escala que pese en libras y onzas
  • Una olla de un galón (3 l) de acero inoxidable o esmalte
  • Gafas ajustadas de seguridad
  • Dos termómetros de cocina
  • Una batidora manual (opcional pero recomendada)
  • Bolsas para el congelador o de plástico para la basura
  • Guantes de goma
  • Un molde plástico o de madera grande de jabón con una tapa o pequeños moldes de jabón con una cubierta de cartón
  • Dos cucharas de madera o de plástico (una para la lejía y la otra para los aceites. Utiliza estas cucharas sólo para hacer champú)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Haciendo barras sólidas de champú

  1. 1

    Encuentra un espacio de trabajo libre, limpio y ordenado para hacer tus barras de champú sólido. Un mostrador de la cocina cerca del fregadero es tu mejor opción, pero una mesa de cocina también está bien. Cubre tu espacio de trabajo con una bolsa de basura de plástico y unas pocas capas de papel de periódico para proteger la superficie de los derrames.

  2. 2

    A continuación reúne todos los ingredientes y comprueba dos veces que tengas listo y a la mano todo lo que necesitas.

  3. 3

    Ponte tu equipo de seguridad, incluyendo mangas largas y pantalones largos, zapatos, gafas protectoras y guantes.

  4. 4

    Ahora pesa tu lejía con la báscula y colócala en un recipiente de plástico.

  5. 5

    Pesa el agua y colócala en otro recipiente de plástico.

  6. 6

    Ahora muy despacio y con cuidado vierte la lejía en el agua (nunca el agua en la lejía) y mezcla bien hasta que se disuelva completamente. Trata de evitar salpicaduras debido a que la lejía es cáustica y puede quemar cualquier cosa con la que entre en contacto. Si tu piel entra en contacto con la mezcla de la lejía, lávala inmediatamente con agua fría. Las salpicaduras en la superficie se deben limpiar de inmediato.

  7. 7

    Coloca la mezcla de lejía y agua aparte. Se debe haber tornado muy caliente y tendrás que enfriarla entre 90 y 100 grados F (32 y 37 grados C) antes de usarla. Coloca uno de los termómetros en la mezcla para controlar la temperatura.

  8. 8

    Ahora fundirás y mezclarás tus aceites. Pesa tus aceites de coco, oliva, ricino y germen de trigo (no los aceites esenciales) y colócalos en la olla grande que colocaste en la estufa. Calienta hasta que el aceite de coco esté derretido. Tu mezcla de aceite y tu mezcla de lejía deberán estar a la misma temperatura (entre 90 y 100 grados) antes de mezclar. Coloca el otro termómetro en la mezcla de aceite para controlar la temperatura. Si es necesario puedes ajustar la temperatura de uno u otro colocándolos en un fregadero lleno de agua fría hasta lograr la deseada.

  9. 9

    Mientras estás esperando que las temperaturas de las dos mezclas se regulen, alista tus aceites esenciales o fragancias y moldes de jabón. Pesa el aceite esencial o fragancia y tenlo listo. Si utilizas un molde grande de jabón de madera para tus barras de champú sólido, alinea el molde con papel encerado para facilitar el retiro de la barrra de champú más adelante. Si estás utilizando moldes individuales para el champú sólido, vuelve a comprobar que estén limpios y libres de cualquier residuo.

  10. 10

    Una vez que la mezcla de la lejía y la mezcla de aceite hayan alcanzado la temperatura deseada, lentamente y con mucho cuidado vierte la mezcla de la lejía en los aceites, revolviendo continuamente. Continúa revolviendo con una cuchara de madera o una batidora hasta que la mezcla se espese (una batidora acelerará el proceso) y veas "vías" en donde acabas de pasar. Esto se llama dejar "rastro" y debes alcanzar esta etapa antes de continuar con las barras de champú sólido.

  11. 11

    Ahora que estás en la etapa del "rastro" puedes agregar los aceites esenciales o fragancias y colorantes. Vierte tu fragancia y colorante y continúa revolviendo bien.

  12. 12

    La mezcla sólida de la barra de champú está ahora lista para el molde. Con cuidado, vierte la mezcla en el molde (s) y cubre bien con la tapa o papel de cera y un trozo de cartón grueso.

  13. 13

    Envuelve las barras de champú moldeadas en una manta gruesa y almacénalas, sin tocar, durante 18 horas.

  14. 14

    Después de que el período de 18 horas haya transcurrido quita la manta y la tapa y permite que las barras de champú sólido descansen durante otras 12 horas.

  15. 15

    Las barras de champú están ahora listas para ser retiradas del molde y cortadas (si es necesario). Ponte los guantes de goma (el jabón está todavía un tanto cáustico), coloca una toalla vieja en el mostrador de la cocina y coloca con cuidado el molde boca abajo sobre la toalla. Golpea suavemente varias veces para sacar las barras de champú. Si no salen fácilmente, coloca el molde en el congelador durante una hora y vuelve a intentarlo.

  16. 16

    Una vez que tengas los jabones retirados del molde están listos para ser cortados (si la barra de champú es un gran bloque). Utiliza un cuchillo afilado para cortar cuidadosamente barras pequeñas de champú sólido del tamaño de la mano.

  17. 17

    Las barras de champú sólido ahora necesitan curarse por un mínimo de dos semanas antes de usarlas. Coloca las barras de champú en un tendedero o en una caja grande, asegurándote de que los jabones no se toquen entre sí.

  18. 18

    Después de dos semanas las barras de champú sólido están listas para ser utilizadas, pero dejándolas por más tiempo las harás más suaves y más duras (lo que significa que durarán más tiempo).

  19. 19

    Guarda las barras de champú sólido en un lugar fresco y seco hasta que estén listas para su uso.

    Elección de los aceites esenciales para las barras de champú

  1. 1

    Tienes la opción de usar aceites esenciales o fragancias cuando le pongas aromas a tus barras de champú. Los aceites de fragancias ofrecen una amplia variedad de aromas y pueden ser divertidos para experimentar. Si estás buscando que la barra de champú sólido sea la más saludable posible para el pelo, puede que desees utilizar un aceite esencial. Los aceites esenciales son aceites naturales derivados de plantas y poseen propiedades beneficiosas.

  2. 2

    Utiliza el aceite esencial de menta en tu barra de champú para tener una experiencia estimulante y reveladora. Este aceite hará que el cuero cabelludo sienta un cosquilleo, ya que promueve el flujo sanguíneo al cuero cabelludo. Si tienes la piel muy sensible es posible que desees evitar esto debido a que la sensación de hormigueo puede ser irritante.

  3. 3

    Los aceites esenciales de romero son una excelente opción para las barras de champú. Ayudan a aliviar la caspa y promueven la salud del cabello.

  4. 4

    El aceite esencial del árbol de té se usa en champús anticaspa profesionales. Ayuda a eliminar la caspa y el cuero cabelludo graso, mientras que promueve un buen flujo sanguíneo. Puede causar irritación a las personas con piel sensible. Si el cuero cabelludo es sensible utiliza otro aceite esencial, o disminuye la cantidad que utilices en tu receta.

  5. 5

    La lavanda es un aceite esencial popular, probado y verdadero. Además de tener un olor maravilloso, es genial para el cuero cabelludo irritado y con problemas. La lavanda también es buena para subir el estado de ánimo de las personas, así que si realmente odias levantarte por la mañana, trata de añadirlo a tu barra de champú y tal vez esas duchas de la mañana no serán tan malas.

Consejos y advertencias

  • Siempre asegúrate de conocer las propiedades de los aceites esenciales que pienses utilizar antes de añadirlos a tu barra de champú. Aunque la mayoría de los aceites esenciales son fáciles de usar, algunos son tóxicos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles