Receta de jabón de aceite de palma

Escrito por melly parker | Traducido por carlos alberto feruglio
Receta de jabón de aceite de palma

Rolf Otzipka/Photodisc/Getty Images

El aceite de palma es un aceite rico y lujoso que conforma un jabón humectante poderoso, lo ideal para una amante de la piel. Pero no es económico, así que puedes ahorrar algo de dinero haciéndolo tú misma. Este tipo de aceite tiene grasas, no del tipo que terminan en tus muslos, sino del tipo que penetran la piel y trabajan para que sea suave sin todos los productos químicos de las cremas hidratantes tradicionales. También tiene propiedades antibacterianas para ayudarte a deshacerte de las imperfecciones antiestéticas. Así que haz un poco de jabón de aceite de palma en cuanto reúnas los ingredientes. Después de todo, unas manos tan magníficas como las tuyas se merecen todo el lujo que puedas darles.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 41 onzas (1,2 litros) de agua destilada
  • Sartén de un galón (4,5 litros)
  • 15 onzas (0,4 litros) de lejía
  • Cuchara de madera
  • 22 onzas (0,6 litros) de aceite de palma
  • 28 onzas (0,8 litros) de aceite de oliva
  • 56 onzas (1,6 litros) de sebo
  • Sartén grande
  • 2 termómetros
  • Molde de jabón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vierte 41 onzas (1,2 litros) de agua destilada en una sartén grande y luego añade 15 onzas (0,4 litros) de lejía. Sé muy cuidadoso cuando estés utilizando lejía (usa guantes y gafas protectoras). Puede ser muy peligroso. No respires los vapores, tampoco. Hazte a un lado de la sartén y revuelve cuidadosamente con la cuchara de madera.

  2. 2

    Coloca 22 onzas (0,6 litros) de aceite de palma y 28 onzas (0,8 litros) de aceite de oliva, junto con 56 onzas (1,6 litros) de sebo en una sartén diferente y caliéntalos. Coloca un termómetro y controla la temperatura. Quieres que estén a 100 grados Fahrenheit (37,8 Celsius), como un baño agradable y cálido. Haz lo mismo con el otro termómetro y la mezcla de lejía y agua. Ambos necesitan estar a 100 grados Fahrenheit (37,8 Celsius) antes de combinarlos.

  3. 3

    Sigue revolviendo los aceites. ¡Será una sesión de ejercicios para los músculos de tu brazo! Cuando la temperatura de la mezcla de lejía y los aceites sea la misma de 100 grados Fahrenheit (37,8 Celsius), comienza a verter la lejía en los aceites. Hazlo realmente muy lento y no dejes de revolver. Si sientes que quema por sostener la sartén pesada o por revolver constantemente, recuerda qué bien se verá tu piel hidratada en los vestidos sin tirantes. Revuelve la mezcla hasta que espese, podría tomar hasta una hora, pero vas a ver las líneas en la superficie cuando esté listo para ser retirado del fuego.

  4. 4

    Vierte el líquido en un molde de jabón. Si tienes uno muy grande, puedes cortar el jabón en barras después de que se haya solidificado. El mejor es el de tamaño personalizado, después de todo. Una vez que hayas cerrado la tapa en el molde, envuélvelo con una toalla. Colócalo en un lugar cálido (el armario debería funcionar si no vives en un iglú) y déjalo solo durante 48 horas.

  5. 5

    Quita el jabón del molde y córtalo en barras. Déjalas solas por unas tres semanas antes de empezar a usarlas ya que le lleva tiempo al jabón para solidificarse. Después de eso, ¡disfruta de todos los beneficios del aceite de palma sin aditivos sorprendentes!

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media