¿Cómo cambiar las mangueras de llenado de una lavadora?

20
Ha sido de ayuda

Una erupción de agua detrás de tu lavadora podría ser el indicio de una manguera rota. Tu lavadora tiene dos de ellas, que sirven para conducir el agua desde las tomas de suministro de agua montadas en la pared detrás de la lavadora (o cerca de ella), hasta la máquina misma. La mangueras viejas eran hechas de goma, la cual puede degradarse y agrietarse con el tiempo. Puedes cambiar las mangueras viejas de tu lavadora por unas nuevas y modernas que durarán mucho más y mantendrán el agua donde corresponde: dentro de tu lavadora.

Ryan McVay/Lifesize/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Desconecta la energía de la lavadora. Puedes desconectar la máquina de la toma de corriente o interrumpir la energía de la máquina desde el disyuntor principal.

Paso 2

Aleja la máquina de la pared para que puedas llegar a la parte posterior, donde se unen las mangueras de llenado.

Paso 3

Gira las llaves de las tomas de agua (en la pared, no en la máquina) detrás o cerca de la lavadora para cerrar el suministro de agua de ésta. Haz esto tanto para la toma de agua caliente como para la fría.

Paso 4

Coloca una toalla sobre el suelo debajo de donde se unen las mangueras con la lavadora. Desenrosca los acomplamientos de las mangueras con un par de alicates.

Paso 5

Desenrosca los otros extremos de las mangueras de las tomas de agua.

Paso 6

Frota suavemente una pieza de estropajo de acero alrededor de las roscas tanto de las entradas de la lavadora como de las tomas de suministro de agua. Enreda las roscas con cinta de fontanería.

Paso 7

Conecta el acoplamiento de la primera manguera a la entrada de agua caliente detrás de la lavadora. Conecta el otro extremo a la toma de agua caliente. Éstas pueden estar coloreadas o etiquetadas de alguna forma para identificar que son la entrada y la toma de agua caliente. Conecta la manguera del agua fría de la misma forma.

Paso 8

Abre las llaves de las tomas de agua. Revisa si hay fugas en las mangueras y apriétalas si se requiere. Cuando estés seguro de que no hayan fugas, regresa la lavadora a su ubicación original y reactiva la energía de la lavadora.

Paso 9

Inicia una carga pequeña y asegúrate de que la lavadora funcione adecuadamente y sin fugas.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente