Cómo cambiar el pelo rubio amarillo a un tono rubio blanco

Viendo 1 de 3
  • Querida, no hay nada mejor que un tono platinado para tener ese despampanante cabello rubio que buscas. El platino es el más pálido de los tonos rubios, al que muchos se refieren como rubio blanco. Para conseguir ese tono, primero tendrás que llevar tu pelo a un color amarillo muy pálido y después quitar ese amarillo. Ten en cuenta que el rubio platinado constituye un compromiso muy serio, que requiere retoques regulares para evitar que las raíces oscuras aparezcan. ¿Estás lista para el reto? Bien. Que comience esta fiesta de platino.

    Deslizar para continuar
  • Necesitarás

    • Revelador de volumen 20
    • Guantes de látex
    • Color semipermanente de nivel 9
    • Revelador de volumen 10
    • Matizador violeta
    • Acondicionador para pelo teñido
  • Paso 1

    Si tu pelo tiene un tono más canario que mantequilla, acláralo. Mezcla un color permanente de nivel 10 con un revelador de volumen 20 en un cuenco. Ponte unos guantes protectores de látex.

  • Paso 2

    Aplica el color en secciones de 1/2 pulgada (1,2 cm) de ancho, una a la vez, empezando a 1/2 pulgada del cuero cabelludo y yendo hacia los extremos del pelo. Aún no apliques el color a la zona de la raíz, dado que el calor de tu cabeza aclarará el color más rápido (produciendo lo que definitivamente no sería el genial color bidimensional que buscas).

  • Paso 3

    Cuando todo tu pelo tenga el tinte puesto, vuelve sobre toda la cabeza y aplica el color a esas raíces de 1/2 pulgada (1,2 cm). No te asustes porque la primera ronda de color permanezca un rato sobre tu pelo. El tinte dejará de funcionar después de 30 minutos, de modo que tus raíces podrán absorber el color.

  • Paso 4

    Fija un temporizador en 30 minutos. Ahora, el color canario debe haberse desvanecido un poco en la parte media y los extremos de tu pelo. Mantente atenta a esas raíces para cuando estén del mismo color que el resto de tu pelo. Si sucede antes de que hayan pasado 30 minutos, enjuaga. Deja que tus ojos te guíen.

  • Paso 5

    Cuando pasen los 30 minutos, enjuaga el color de tu pelo. Ahora debería ser de un tono amarillo pálido. Ésto significa que estás en el buen camino para conseguir el platino. Ahora es el momento de hacerlo.

  • Paso 6

    Bien, es hora de mezclar ese tinte. Combina un color semipermanente de nivel 9 con un revelador de volumen 10. Algunos tonos de nivel 9 incluyen un matizador violeta para crear un rubio platino helado, pero si no lo tiene, añade una taza completa de matizador violeta para conseguir el mismo efecto. Vierte los tintes en una botella de color, para que su aplicación sea más sencilla. Ahora agítalos, para mezclar completamente el color y el revelador.

  • Paso 7

    Ponte los guantes de látex para no colorear tus manos o tus uñas (el color arruina la manicura). Aplica el tinte con una mano mientras masajeas el pelo, de la raíz a las puntas, con la otra mano. Concéntrate bien, querida, y cubre todo tu pelo. Querrás que el tono amarillo desaparezca del todo.

  • Paso 8

    Fija un temporizador en 20 minutos. Cuando termine el tiempo, quita el amarillo de tu pelo. Enjuaga a fondo y ponte algo de acondicionador para pelo teñido sobre esos mechones ultraclaros. Deja tu pelo en remojo durante un minuto y enjuágalo bien.

  • Paso 9

    Llama a tus amigas y haz planes. ¡Un color tan fabuloso tiene que ser mostrado!

  • Consejos y advertencias

    • Si tu pelo luce excesivamente seco o quebradizo, no lo aclares más con color permanente. Visita a tu estilista, que podrá recomendarte un régimen de cuidado para el pelo que lo vuelva a dejar en forma rápidamente.
  • Deslizar para saltar publicidad
Viendo 1 de 3
Ver en una sola página

Foto