DESCUBRIR
×

Cómo cerrar una habitación sin usar una cerradura

Actualizado 21 febrero, 2017

Si deseas bloquear una puerta pero no tienes una cerradura real, puedes improvisar buscando un objeto que calce correctamente la puerta cerrada. Las sillas se utilizan comúnmente para realizar esta tarea, ya que son resistentes y hacen un buen trabajo para mantener la puerta cerrada, incluso si se presiona con fuerza. La técnica es bastante simple si sabes cómo calzar correctamente la silla debajo de la puerta.

Instrucciones

Las sillas pueden hacer mucho más que solo proporcionar un lugar para sentarse. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)
  1. Coloca el respaldo de la silla contra la puerta que quieras bloquear. Tendrás que hacer esto en el lado de la puerta en que se abre, no en el otro.

  2. Levanta la silla para que la parte superior del respaldo quede en medio de la perilla de la puerta y la puerta misma. Las dos patas traseras de la silla que estén más cerca de la puerta no deben tocar el piso.

  3. Desliza las patas delanteras de la silla lo más lejos posible de la puerta para calzar la silla en su lugar.

Consejos

  • .

Advertencias

  • .

Necesitarás

  • Silla
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article