Cómo evitar que una puerta se pueda abrir

Escrito por shae hazelton | Traducido por jane laury
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que una puerta se pueda abrir
Aprende cómo bloquear una puerta en caso de emergencia. (Siri Stafford/Lifesize/Getty Images)

En una emergencia puede ser necesario cerrar una puerta y asegurarte de que no quede abierta hasta que pase el peligro. En la mayoría de los casos puedes contar con una cerradura, pero a veces una cerradura normal no es suficiente. Hay otros pasos que puedes tomar para evitar que la puerta se abra en caso de una emergencia. Saber cómo bloquear correctamente una puerta con objetos de uso cotidiano puede protegerte a ti y a tu familia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Silla
  • Cuñas
  • Martillo
  • Cuerda

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Obstruye el picaporte de la puerta colocando una silla de madera o de metal debajo de este. La silla se debe quedar inclinar hacia atrás con las patas delanteras en el aire. Bloquea el pomo con las patas traseras de la silla hacia atrás lo más que puedas para asegurar que la silla no se mueva.

  2. 2

    Martilla cuñas de madera o de goma debajo de la puerta y algo del área alrededor del pomo de la puerta también. Martíllalas hasta que no puedan hundirse más.

  3. 3

    Mueve un mueble grande y pesado al frente de la puerta. Al igual que con los pasos 1 y 2, esta técnica funciona si la puerta se abre hacia el interior. Coloca el mueble lo más cercano que puedas a la abertura de la puerta. La mayoría de las personas tratan de bloquear toda la puerta, pero justo debajo del picaporte de la puerta es el área que realmente cuenta.

  4. 4

    Ata una cuerda o cable alrededor del pomo de la puerta que deseas mantener cerrada. Ata el otro extremo de la cuerda a otro pomo de puerta en la habitación. Esto solo funcionará si la puerta que estás tratando de mantener cerrada se abre hacia el exterior. Atar la cuerda del pomo de la puerta a otra puerta proporcionará un ancla. También puedes anclar la puerta a otra estructura estable como un viga.

Consejos y advertencias

  • Si no es una situación de emergencia la que te hace mantener la puerta cerrada, considera colgar un letrero grande y visible que advierta a la gente de no utilizar la puerta. También puedes amoblar el ambiente para bloquear el acceso, colocando una pequeña mesa o una estantería en frente de esta. Una cerradura puede ser instalada en cualquier puerta que no tenga una.
  • Las técnicas de la silla de barricada y el piso de cuña funcionan mejor en un suelo de madera o linóleo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles