Cómo colocar paneles de madera en una pared

Escrito por sal marco | Traducido por natalia manzelli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo colocar paneles de madera en una pared
Crea una habitación cálida con paneles. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Instalar paneles de madera es un manera efectiva y estética de cubrir las imperfecciones y daños menores en las paredes. Entre los defectos que no se pueden cubrir están el moho, la humedad o una deformación severa. Los propietarios pueden colocar paneles de madera sobre la placa de yeso existente o sobre los bastidores. Hay dos alternativas disponibles: los tablones individuales propiamente dichos u hojas de paneles que se parecen a estos. Las últimas vienen con un acabado, mientras que los tablones pueden también requerir lijado y acabado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tiras de revestimento
  • Clavos
  • Un martillo
  • Cuñas de madera
  • Pegamento para madera
  • Un mazo
  • Clavos de finalización
  • Un punzón
  • Una sierra circular o de vaivén
  • Papel de lija de grano 180
  • Una sierra caladora
  • Adhesivo de construcción
  • Un nivel
  • Guantes
  • Un localizador o detector de vigas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Paneles individuales

  1. 1

    Quita todas las molduras de las paredes.

  2. 2

    Clava los listones de revestimento horizontalmente en la pared separados por 24 pulgadas (60,96 cm). Comienza en el cielo razo y el piso, incluso si eso significa que algunas tiras queden a menos distancia de separación. Los listones de revestimento son piezas delgadas de madera que soportan los tablones individuales y previenen que la tensión la soporte la placa o el yeso

  3. 3

    Inspecciona bien lo que has hecho de manera de ver si existen espacios entre la pared y los listones. Cubre las cuñas de madera con pegamento e insértalas en los huecos. De ser necesario, golpéalas con el mazo para asegurarlas.

  4. 4

    Pon el primer tablón en la esquina y coloca clavos de finalización que atraviesen a este como a la tira de revestimiento, tanto en el lado derecho como izquierdo. Si estás usando tablones que tengan una muesca o guía, pasa los clavos a través de esta, hasta terminar de unir el tablón a cada listón de revestimiento. Coloca un punzón sobre el clavo y golpea con un martillo para aplanar su cabeza.

  5. 5

    Continúa poniendo los tablones uno al lado del otro siguiendo el mismo proceso. Si estás usando aquellos que tienen una muesca o guía, encástralos en el lado correcto y pon un clavo en esa área. De ser necesario, haz cortes con una sierra circular o de vaivén, usando una cuchilla estándar.

    Hojas de paneles

  1. 1

    Quita las molduras de la pared. Lija los desniveles con una hoja de grano 180 para nivelar la superficie. Mide y marca los recortes a realizar en el lado sin acabado de los paneles. Corta en las marcas con una sierra circular o de vaivén.

  2. 2

    Aplica puntos de pegamento de construcción del tamaño de una moneda de cinco centavos en la parte trasera de los paneles cada 3 o 4 pulgadas (7,62 o 10,16 cm). Dispón los paneles contra la pared, comenzando en la esquina. Deja 1/8 de pulgada (0,32 cm) de espacio entre esta y la hoja de paneles y 1/4 de pulgada (0,64 cm) entre la parte superior e inferior, que más tarde ocultarás con la moldura. Usa cuñas de madera para asegurarte de que el espacio es el correcto.

  3. 3

    Pon un nivel a lo largo del costado del panel para realizar una línea recta que sirva de guía. Si la burbuja no está en el centro, ajusta el panel con cuñas de madera hasta que lo esté. Haz lo mismo en la parte superior.

  4. 4

    Pasa tu mano protegida con un guante por la superficie entera del panel. Presiónalo contra la pared para adherirlo bien. Continúa aplicando puntos de pegamento del tamaño de una moneda de cinco centavos en el lado sin terminar del panel y colócalo ejerciendo algo de presión hasta cubrir todas las paredes. Deja que el adhesivo de construcción se asiente por una o dos horas.

  5. 5

    Encuentra las vigas con un localizador. Pon clavos de finalización a través de los paneles dentro de las vigas. Intenta insertar los clavos en los paneles en las líneas de separación para ocultarlos. Coloca un punzón sobre la cabeza del clavo y golpea con un martillo para aplanarlo. Cubre las cabezas de los clavos con masilla.

Consejos y advertencias

  • Oculta los huecos en la parte superior e inferior de los paneles con molduras.
  • Si no quieres clavar los paneles a las tiras de revestimento, ponle una capa de adhesivo de construcción a estas para adherirlos.
  • Rellena las áreas donde están los clavos de cabeza plana con masilla de un color parecido al de la madera para ocultarlos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles